Pide información o una cita

14 mujeres con cáncer logran ser madres gracias al Programa de Preservación de la Fertilidad

preservacion-de-fertilidad

Tenemos la consulta llena de historias de lucha, de ejemplos de coraje y de fuerza y por eso nos sentimos muy orgullosos de los 14 bebés que ya han nacido gracias al Programa de Preservación de la Fertilidad que permite, de forma gratuita, vitrificar ovocitos, corteza ovárica o esperma a los pacientes diagnosticados con un cáncer para que una vez recuperados de su tumor oncológico, puedan si lo desean ser padres.

IVI puso en marcha en 2007 su programa gratuito de Preservación de Fertilidad por motivos oncológicos, Padre después del cáncer y Madre después del cáncer, dentro de su programa de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), y desde entonces ya son 14 los bebés que han nacido después de que sus madres le ganaran la batalla al cáncer, de ellos 11 en pacientes con cáncer de mama, el más frecuente entre las pacientes de IVI. A ellos se sumarán dos nuevos bebés que llegarán al mundo antes de que acabe el año, ascendiendo a 16 la cifra de sueños cumplidos en forma de vida, ilusiones que en la mayoría de los casos llenan de fuerza a los pacientes para afrontar su enfermedad con la esperanza de ser padres en un futuro.

“A día de hoy, hemos preservado la fertilidad de cerca de 800 pacientes oncológicas en las clínicas IVI de España, el 65% de las cuales son mujeres diagnosticadas de cáncer de mama. Se trata del tumor más frecuente en mujeres, afectando a 1 de cada 8 el riesgo de padecer esta enfermedad. También es cierto que actualmente disponemos de mucha información y medios para diagnosticar el cáncer de mama de forma precoz y tratarlo de inmediato, lo que ha permitido situar la supervivencia global a los 5 años del diagnóstico de este tumor en el 82,8% en nuestro país, según cifras de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Esta realidad ayuda a las pacientes oncológicas a mirar hacia adelante con optimismo, conscientes de su posibilidad, no sólo de curación, sino también de ser madres”, comenta el doctor Javier Domingo, director de IVI Las Palmas y coordinador del programa.

Más de la mitad de las pacientes que han vitrificado sus óvulos en IVI por causa oncológica lo hicieron antes de los 35 años, y el 30% de ellas hoy disfrutan felices de su maternidad tras haber superado este duro trance en sus vidas. La mejor de las recompensas a una lucha incansable contra ese gran gigante llamado cáncer.

Si conoces a alguna persona que puede estar interesado en preservar de forma gratuita debido al diagnóstico de un cáncer por favor, dile que no se resigne, que ser padre después de un cáncer es posible.