Pide información o una cita

Vitrificación: tengo los óvulos contados

Vitrificación: tengo los óvulos contados

Foto de familia evento vitrificación. De izda. a dcha.: Maite Barragán (Cuestión de Madres) Lourdes Picó (Pintando una mamá), Clara Castro (Saquito de Canela), Dr. Manuel Muñoz (Director de IVI Alicante), María José Berenguer (Con Ñ de Cariño) y Patricia San Filippo (paciente de vitrificación).

A partir de los 35 años todo se ve diferente. La fertilidad parece perfilarse casi eterna y las mujeres creen que tienen margen suficiente para cumplir sus deseos reproductivos. Lo que muchas de ellas desconocen es que a partir de esta edad su fertilidad empieza a caer en picado, y que casi sin darse cuenta pueden llegar al punto de agotar su reserva ovárica sin haber podido ser madres con sus propios óvulos antes de llegar a esta situación.

Es por ello por lo que se recomienda preservar la fertilidad antes de los 36, mediante la vitrificación, cuando la reserva ovárica es aún abundante y los ovocitos conservan su calidad. En las clínicas IVI somos conscientes de que la sociedad ha adquirido una velocidad diferente a la de la naturaleza y que tener hijos a los 25 es una utopía y a partir los 35 un reto, por eso hemos creado un plan de preservación de la fertilidad para que las mujeres que desean ser mamás en el futuro puedan guardar sus óvulos jóvenes y fértiles, porque como bien dice el dicho, quien guarda cuando tiene, gasta cuando quiere.

Preservación de la fertilidad contra el reloj biológico

A los 40, las mujeres están en plenitud física, seguramente será su mejor momento a nivel laboral, tienen capacidad económica, independencia… Pero, por desgracia, y a pesar de lo que a priori pueda parecer, el reloj biológico no perdona. Por mucho que una mujer se cuide, el ejercicio físico y la dieta mediterránea no son suficientes para aumentar la cantidad de óvulos y mejorar su calidad, sino que, a pesar de ello, la reserva ovárica va disminuyendo a medida que pasan los años.

El pasado lunes tuvo lugar un encuentro muy especial, en el Restaurante SunRise Coffe de Alicante, para hablar de la prevención de la infertilidad, bajo el hashtag #OvulosBajo0. Fue una merienda en la que contamos con la presencia del Dr. Manuel Muñoz, director de IVI Alicante y Patricia Sanfilippo, paciente de vitrificación, y ambos aportaron su visión y conocimiento sobre la preservación de la fertilidad a las cuatro mamás blogueras especializadas en temas actuales de maternidad que acudieron a la cita.

El Dr. Manuel Muñoz explicó en qué consiste la preservación de la fertilidad, qué ocurre con el reloj biológico, cómo influye la edad en la fertilidad, así como la importancia de ser conscientes de la reserva ovárica. Patricia Sanfilippo compartió su experiencia de haber pasado por el proceso de preservación de su fertilidad, y nos contó de primera mano cómo lo vivió y la tranquilidad que le ha aportado esta decisión de vitrificar sus óvulos para su futuro reproductivo: “Ahora puedo decidir sin presiones cuándo es el mejor momento para ser madre”.

 Vitrificación de ovocitos: el futuro de la reproducción asistida

Queremos que todas aquellas mujeres que saben que querrán tener hijos en el futuro conozcan sus posibilidades para que puedan elegir el mejor momento para ser madres. Aquí radica la importancia de la prevención frente a la curación, y creemos que es realmente importante que cada mujer tenga la posibilidad de conocer su edad reproductiva, su reserva ovárica, así como la posibilidad que se le ofrece de preservar su fertilidad para tener más posibilidades de ser madre cuando ella decida con sus propios óvulos.

La conclusión del evento se puede resumir con la siguiente frase: “Prevenir es curar”. Desde IVI queremos ayudar a que todas las mujeres conozcan la importancia de la prevención en materia reproductiva.

Si quieres ser madre con tus propios óvulos, pero no ahora, congela tu tiempo y únete a nuestra iniciativa: #OvulosBajo0