en
20 enero 2022

Soluciones personalizadas para adelantarse al deseo gestacional, garantizando resultados óptimos

maternidad tardia
Por el Comité Editorial Blog IVI

La maternidad tardía es un tema que siempre genera debate en la sociedad y suscita dudas e intereses. Con más sentido –si cabe– hoy en día, dado que este tipo de maternidad se valora como la opción más frecuente entre las mujeres de nuestro país. En este sentido, en base a las recomendaciones de los expertos en la materia, junto a las tasas de éxito, es fundamental adelantarse al deseo gestacional, con el fin de evitar imprevistos futuros.

Maternidad tardía: cómo afecta la edad en el éxito del tratamiento

A raíz del plan aprobado recientemente por la Comunidad de Madrid, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) se ha pronunciado y desde IVI queremos unirnos a su opinión. La edad es un factor que incide de lleno los tratamientos de reproducción asistida, por lo que, en este sentido, el mensaje que se traslade a las mujeres debe ser lo menos ambiguo posible.

“Sabemos que hoy en día influyen muchos factores socioeconómicos a la hora de plantearse el momento concreto de la maternidad. Por ello, desde IVI llevamos años ofreciendo distintas soluciones para la mujer, independientemente del momento vital en el que tomen la decisión. Para nosotros es clave la anticipación. Si durante la vida fértil supiésemos todas las circunstancias que nos puede deparar la vida, seguramente prepararíamos un plan B. Esto no siempre sucede así, y luego nos encontramos con situaciones que se podrían haber evitado”, explica el Dr. Antonio Requena, Director Médico de IVI.

Opciones de maternidad a una edad avanzada

Desde el punto de vista fisiológico, la edad ideal para ser madre se sitúa entre los 20 y los 30 años. Pero, como todos sabemos, esto no siempre ocurre. De hecho, cada vez es más complicado y la maternidad se retrasa más, en base al ritmo, las tendencias y exigencias sociales que vivimos actualmente. Pero es importante que las mujeres sean conscientes de que la fertilidad disminuye de forma progresiva con el paso de los años, especialmente más allá de los 37. La calidad de los óvulos es un factor fundamental para el buen desarrollo del embarazo. Esto, unido al diagnóstico específico de cada mujer, depende en gran manera de la edad materna.

El 90% de las pacientes menores de 35 años que atendemos en IVI consiguen su embarazo durante el tratamiento. En la franja de edad de 36 a 39 años, el porcentaje de mujeres que se quedan embarazadas es de un 80. Por último, las mujeres mayores de 40 años lo consiguen, con sus propios óvulos, en el 50% de los casos.

Ante esta situación, contamos con diversas alternativas eficaces para aquellas mujeres que, por sus circunstancias, presenten dificultades o quieran posponer el deseo de maternidad. La preservación de la fertilidad, por medio de la vitrificación de ovocitos, para asegurar la mayor calidad de estos, o tratamientos con ovodonación, son algunas de las mejores opciones para esta tipología de pacientes.

Preservación de la fertilidad: un aliado en casos de maternidad tardía

Con la vitrificación se tiene la opción de recurrir a los propios óvulos de la paciente, ya que estos mantienen la “edad biológica” de cuando fueron preservados. En este sentido y para asegurar su calidad, desde IVI recomendamos realizar la preserva antes de los 36 años. Por otro lado, en el caso de tratamientos con donación de óvulos, disponemos del banco de óvulos más grande del mundo, permitiendo una asignación de gametos prácticamente inmediata.

“Sin duda, la edad femenina constituye una de las causas de infertilidad con mayor peso en nuestras clínicas, por lo que el tiempo es clave. Además de ofrecer la mayor calidad y las técnicas más novedosas a nuestras pacientes, no hay lista de espera para ningún tratamiento, lo cual permite garantizar unas altas tasas de éxito. Nuestras cifras actuales alcanzan el 99% en tratamientos con ovodonación y el 95% con óvulos propios, tras tres intentos en ambos casos”, añade el Dr. Requena.

Ante la situación que comentábamos al principio, por suerte la ciencia ha dado pasos de gigante en materia de medicina reproductiva. Llegado el momento, la paciente cuenta con multitud de opciones personalizadas, dando solución a todo tipo de casos. Desde una mujer que optar por preservar sus ovocitos para posponer la maternidad, hasta otra que presenta dificultades para conseguir la concepción de forma natural o que parte con una reserva ovárica muy baja. Pero también pacientes diagnosticadas de cáncer, que preservan la fertilidad de forma previa a someterse al tratamiento oncológico. Estas son situaciones que no podemos prever, pero una posible maternidad es una razón de peso que hace que muchas mujeres se adelanten a las circunstancias que vendrán y que toman conciencia de la importancia de planificar una decisión tan importante.

Hace unos meses charlamos, en el Episodio 1 de nuestro podcast a la maternidad en edad avanzada. Os dejamos el vídeo para disfrutar de la charla entre Nuria Roca, presentadora del podcast, la modelo Ariadne Artiles y el Dr. Requena.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Volver arribaarrow_drop_up