21 noviembre 2019

Dos de cada diez jóvenes entre 30 y 34 años presentan una baja reserva ovárica

Cuatro chicas jóvenes ríen mientras toman una bebida en una cafetería.

Recordaréis que, el año pasado, lanzamos en todas nuestras clínicas una campaña gratuita para aquellas mujeres de entre 25 y 38 años que lo desearan pudieran conocer su reserva ovárica (es decir, la cantidad total de óvulos que se hallan en los ovarios). Y es que se trata de uno de los indicadores que nos permiten valorar la fertilidad en las mujeres, y además solo es necesario un sencillo análisis de sangre para medirlo.

Y es que las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán a lo largo de la vida y, con la edad, va disminuyendo tanto su número como su calidad. Esto provoca que, a mayor edad, mayor sea la dificultad para lograr un embarazo a término.

Más de 3.000 chicas se acercaron a nuestras clínicas a interesarse por su nivel de fertilidad y de entre todas ellas un 10 % optó finalmente por un tratamiento reproductivo, ya fuera para tener un hijo en ese momento o para preservar su fertilidad y posponer esa decisión.

Porque si algo está claro es que hoy en día la edad a la que las mujeres tienen su primer hijo no deja de aumentar. “La sociedad ha cambiado, ha evolucionado, pero el reloj biológico de la mujer sigue rigiéndose por las mismas pautas que hace siglos, estableciendo la edad ideal para tener un bebé desde el punto de vista médico en la segunda década de la vida y hasta los 35 años, algo que choca frontalmente con el ritmo de vida al que se enfrenta la mujer actual”, explica el doctor Antonio Requena, director médico de IVI.

Los resultados del estudio de fertilidad no dejan lugar a dudas:

  • Un 12% de las chicas entre 25 y 30 años presentó baja reserva ovárica
  • Un 24% de las mujeres entre 30-34 años presentó unos niveles de antimülleriana que se consideran relacionados con una reserva ovárica disminuida
  • Entre las mujeres de 35 a 38 años, el porcentaje de baja reserva ascendió hasta el 33%

Se trata de unos datos especialmente alarmantes teniendo en cuenta que un 43,5 % de las mujeres que acudieron para conocer su AMH eran mayores de 34 años; y que la edad materna avanzada sigue siendo el principal factor de infertilidad entre las pacientes que acuden a IVI. En palabras del Dr. Antonio Requena: “A medida que aumenta la edad de la mujer disminuye su número de ovocitos, por lo que es importante animar a las mujeres a revisar su reserva ovárica a partir de los 30 años, ya que -como quien se realiza chequeos generales de salud anualmente- el estado de la fertilidad es un parámetro igualmente importante que toda mujer debe conocer y cuidar.

Los especialistas, de hecho, recomiendan que se consulte al especialista tras un año de relaciones sexuales regulares sin embarazo si la mujer es menor de 35 años y, si es mayor o existe alguna condición médica que pueda afectar su fertilidad, a los 6 meses.

La campaña gratuita de estudio de la fertilidad sigue en vigor este año. Si tienes entre 25 y 38 años y quieres conocer tu nivel de fertilidad, llama gratuitamente al 900847300 y reserva tu cita.

Solicita información sin compromiso:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up