16 febrero 2016

Virus Zika y embarazo

Virus ZiKa y embarazo

Durante las últimas semanas, el virus Zika ha copado los medios, a raíz del último repunte manifestado en Brasil, que ha relacionado esta infección con el nacimiento de bebés con microcefalia. Este hecho a llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una emergencia sanitaria global.

Todo parece apuntar a que el mosquito Aedes aegypti, causante del virus Zika -además del Dengue, la fiebre amarilla y el virus chikungunya-, cuando infecta a una mujer embarazada, puede desencadenar este tipo de enfermedades neurológicas en los futuros bebés, y en adultos, podría estar también relacionado con el síndrome Gullain – Barré.

La vinculación entre microcefalia infantil y el virus Zika aún no ha sido confirmada, aunque es cierto que las sospechas son muy importantes. De momento, urge estudiar los casos de bebés nacidos en Brasil durante los últimos meses, afectados por esta enfermedad, así como otros posibles diagnósticos de esta índole en otros lugares de América Latina, a fin de establecer el alcance del virus y definir un protocolo de actuación adaptado a la casuística de cada país. En IVI ya hemos incorporado estos protocolos para pacientes y donantes en riesgo”, comenta el Dr. Antonio Requena, Director Médico de IVI.

El Dr. Requena resuelve a continuación algunas cuestiones fundamentales respecto a esta enfermedad y sus posibles implicaciones durante la gestación.

Síntomas, diagnóstico y tratamiento del virus Zika

El tiempo de incubación del virus gira en torno a unos 14 días desde que tiene lugar la picadura del mosquito. A partir de ese momento, si se desarrolla la enfermedad, las personas afectadas podrían tener síntomas comunes como fiebre leve, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares o articulares y malestar general.

No obstante, tan solo una de cada cuatro personas infectadas desarrolla los síntomas de la enfermedad, que tiene unos efectos leves y de corta duración -no más de una semana- para quienes los padecen.

Para diagnosticar el Zika será necesario un análisis de sangre, mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa). Actualmente, no existen medicamentos ni vacunas para combatir esta enfermedad, así que lo más recomendable es hacer reposo, beber mucha agua y tomar paracetamol para controlar la fiebre.

Zika y embarazo

Lo cierto es que aunque hay evidencias de la relación entre el Zika en mujeres embarazadas y el posterior nacimiento de bebés con microcefalia, no se sabe con certeza en qué forma se produce la afectación del feto ni la incidencia de esta malformación en pacientes infectados.

“Las mujeres embarazadas o aquellas en edad reproductiva con deseos de gestación deben tener especial precaución para evitar la picadura de estos mosquitos –especialmente aquellas que viven en las áreas afectadas-, siguiendo algunas recomendaciones, como evitar viajar a los países de América Latina en alerta, sobre todo, a Brasil, Puerto Rico y Colombia, y protegerse de las picaduras de insectos (horarios y lugares con mayor presencia de mosquitos, vestimenta, repelentes…)”, apunta el Dr. Requena.

No hay evidencias de que este virus plantee riesgo de defectos de nacimiento en gestaciones futuras. Por ello, los bebés concebidos una vez haya sido superada la enfermedad se encuentran fuera de riesgo de infección fetal por el Zika.

Áreas afectadas, velocidad de propagación y virulencia

A día de hoy, el brote está localizado en América Latina, alcanzando áreas de gran densidad de población con mucha presencia de mosquitos Aedes aegypti. 

Hasta el momento, Europa solo ha registrado algunos casos aislados de viajeros que visitaron zonas de transmisión activa del virus en Latinoamérica, aunque se sabe que éste circula por África, América, Asia y el Pacífico.

El hecho de que se propague tan rápido se debe a dos factores principales: Es un virus nuevo para América, por lo que toda la población puede contraerlo, ya que no ha sido expuesta a él previamente; y se trata de un mosquito con amplia presencia en el continente, debido a las condiciones de clima, temperatura y humedad de los países tropicales.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up