Pide información o una cita

Diabetes y embarazo: ¿Supone la diabetes un problema para los tratamientos de Reproducción Asistida?

111217_Diabetes

El pasado 14 de noviembre se celebró el Día Mundial de la Diabetes, esta vez bajo la temática de “Las mujeres y la diabetes”, siendo el embarazo y los posibles riesgos, si los hay, que la diabetes puede ocasionar en el embarazo o en la gestación, uno de los puntos sobre la mesa.

En este sentido, según los estudios llevados a cabo por IVI, las mujeres con diabetes pueden someterse a tratamientos de Reproducción Asistida y quedarse embarazadas, pese a las dificultades asociadas que pueden provocar factores de riesgo como la hipertensión o el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP). Por otra parte, es cierto que,  si la diabetes aparece durante el embarazo -conocida como diabetes gestacional–, puede incrementar las complicaciones durante el parto y los problemas de salud, tanto en la madre como en el bebé, si no se realizan los controles médicos necesarios.

Se calcula que en España entre el 5 y el 7% de los embarazos presentan esta diabetes gestacional (DMG). Este tipo de diabetes se puede producir durante el embarazo derivado de que el cuerpo produce más hormonas y aumenta de peso, provocando que las células usen la insulina de forma menos efectiva. El cuerpo necesita producir más insulina pero el páncreas, que es el órgano que la produce, no responde.

Es importante destacar que durante la gestación se realiza una prueba a todas las embarazadas, entre la semana 24 y la 28, para determinar si hay diabetes gestacional. En caso de que el resultados sea positivo de debe planificar una dieta, que incluya ejercicio,  y realizar test diarios de glucosa en casa, además tener un control por parte de los médicos. A las mujeres con antecedentes de diabetes u otros factores de riesgo, como la hipertensión, se les realiza la prueba en una fase más temprana del embarazo.

La tasa de éxito de los tratamientos de fertilidad en mujeres es la misma para todas, padezcan o no dicha enfermedad. La diabetes en sí no supone un problema para quedarse embarazada a menos que la paciente presente otras complicaciones vinculadas a factores de riesgo, como el SOP (entre un 7 y un 12% de las mujeres con diabetes tipo 1 presentan este problema, según diferentes estudios), síndrome metabólico u obesidad.