22 octubre 2020

IVI logra importantes avances en seguridad y éxito de la reproducción asistida

reproducción asistida segura
  • IVI descubre que el uso de nitrógeno granizado a -210o en vitrificación de embriones podría incrementar la supervivencia de estos, en comparación con la técnica actual
  • Las pruebas genéticas preimplantacionales no invasivas para aneuploidía son el punto de partida para continuar buscando la mejora en los resultados, y que pueda convertirse en una herramienta de diagnóstico útil
  • Estas importantes investigaciones en seguridad se presentan con motivo de la celebración del 76o Congreso de la Sociedad Americana para la Medicina Reproductiva (ASRM), en la que IVI ha presentado un total de 74 trabajos

Estos días ha tenido lugar la 76o edición del Congreso de la Sociedad Americana para la Medicina Reproductiva (ASRM), una cita importante del sector en la que IVI ha presentado 74 trabajos con importantes logros para la reproducción asistida en cuanto a seguridad y éxito se refiere, dos de los cuatro grandes pilares en los que se fundamenta el éxito de IVI – seguridad de nuestros pacientes, investigación de vanguardia, lograr parar el tiempo y tener las mejores tasas de éxito –.

Reproducción asistida más segura

Ahora más que nunca la seguridad es un pilar fundamental para IVI. Por ello, la gran mayoría de investigaciones que hemos realizado persiguen los avances en seguridad y precisión, con el objetivo de ofrecerles las mayores garantías a las mujeres y parejas que acuden a nuestras clínicas para lograr lo que más desean.

En este sentido, una de las más importantes investigaciones que IVI presenta en la ASRM está enfocada a mejorar la técnica de la vitrificación de ovocitos. “Uno de nuestros estudios presentados en la edición de la ASRM de este año muestra cómo el uso de nitrógeno granizado a -210o para la vitrificación de embriones podría incrementar la tasa de supervivencia de los mismos. Nuestros investigadores han observado que la criopreservación del blastocisto en nitrógeno granizado da como resultado una mayor supervivencia tras la descongelación, debido a la reducción de la toxicidad asociada a la vitrificación en comparación con el nitrógeno líquido convencional a -196º – el empleado actualmente en la preservación de gametos y embriones –. Esto es prometedor para la mejora de la eficiencia al criopreservar embriones para su uso posterior y para la optimización de los resultados de la fecundación in vitro”, explica el doctor Antonio Requena, director médico de IVI.

Mejora de las pruebas genéticas preimplantacionales

Por otro lado, dos grandes líneas de investigación de IVI, presentadas en esta edición de la ASRM, se enfocan en el análisis de las pruebas genéticas preimplantacionales. Una mediante la biopsia de trofoectodermo y otro, con enfoque no invasivo, que analiza el medio de cultivo de los embriones.

“Es importante destacar nuestros estudios en relación a la verificación de información de las pruebas del genoma. Actualmente, las pruebas genéticas preimplantacionales para aneuploidía (PGT-A) se realizan mediante análisis de biopsias de trofoectodermo. Aquí, informamos de la validación de una plataforma de PGT-A que hemos desarrollado, que proporciona una precisión del 100% en la predicción de embriones que no implantarán. Además, hemos analizado la fiabilidad de una plataforma de pruebas genéticas preimplantacionales no invasivas para aneupoidía (niPGT-A). Desafortunadamente, por el momento, la niPGT-A parece carecer de la precisión suficiente para ser asumida como herramienta de diagnóstico útil. ¿Nuestro reto? Seguir trabajando para afinar los resultados de este tipo de técnicas”, apunta el Dr. Requena.

El compromiso de IVI

Desde IVI continuaremos realizando y liderando investigaciones para conseguir los últimos avances y la mejora de las técnicas empleadas en medicina reproductiva, perfilando el futuro de esta especialidad que tantos sueños ayuda a cumplir. “Cada año compartimos nuestros hallazgos más destacados en el congreso de la ASRM. Alcanzamos estos resultados gracias a nuestro compromiso con la investigación científica. Somos conscientes de que estos estudios marcarán las líneas a seguir para aumentar a cada paso las tasas de éxito de los tratamientos, siempre primando la seguridad de nuestros pacientes. Tenemos el objetivo de darles una razón, no solo para tener esperanza, sino también confianza en que lograrán su sueño de ser padres”, concluye el Dr. Antonio Requena.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up