Pide información o una cita

La gimnasia abdominal hipropesiva llega a IVI Valencia

La gimnasia hipopresiva llega a IVI Valencia

Hipopresivos: HIPO- del griego Hypo- y PRESIVO, –pressio del latín que tiene un significado algo parecido a “poca o baja presión”. O lo que es lo mismo, los ejercicios que están de moda, que se han dado a conocer para la recuperación del embarazo pero que son beneficiosos tanto para hombres como para mujeres ya que trabajan toda la musculatura abdominal.

En los últimos meses hemos visto como cantidad de celebrities se han sumado a los ejercicios hipopresivos como una forma de recuperar la figura tras el parto, pero ese tipo de gimnasia es tan antigua como el Yoga. La gimnasia abdominal hipopresiva o también Low Pressure Fitness, es un método de entrenamiento cuerpo – mente que considera al cuerpo como un todo y concibe el entrenamiento de forma global, integrando la postura, la respiración y la conciencia corporal junto con una cuidada metodología de enseñanza adaptada a todo tipo de públicos y niveles de condición física.

IVI Valencia, en su filosofía de atender a la mujer de manera integral, y no solo antes y durante el embarazo, pone en marcha sesiones de gimnasia abdominal hipopresiva para todas sus pacientes (GAH). La GAH permite recuperar la flexibilidad de los músculos abdominales que se distienden durante el embarazo en la mayoría de los casos mediante un trabajo encaminado a reforzar la musculatura abdominal más profunda, conjuntamente con todos los músculos que forman el Core.

Sandra León, auxiliar de clínica y especialista en GAH de IVI Valencia, explica que “todo el esfuerzo se centra en el músculo transverso del abdomen, el interno, que es básico en la estática vertebral, la biomecánica del cuerpo y el sostén de las vísceras. Es fundamental realizar los ejercicios todos los días y el mejor momento es por la mañana. Se recomienda no realizarlos ni después de comer ni antes de dormir, y los resultados más visibles se apreciarán tras el primer mes”.

La GAH se realiza por hipopresión que se consigue mediante la contracción del diafragma, y habitualmente se acompaña de apnea respiratoria. Los ejercicios pueden realizarse en varias posturas, estirando la columna vertebral, pelvis neutra y con una ligera flexión de rodillas. “La sensación tiene que ser de estirar la espalda como creciendo desde la coronilla”, describe la experta en estos ejercicios. Este efecto de succión de toda la zona abdominal mediante la presión negativa que se genera en la cavidad abdominal y pélvica crea una reacción que tonifica los músculos implicados.

La gimnasia hipopresiva está recomendada especialmente para la recuperación del postparto, ya que los músculos del suelo pélvico se debilitan y la faja abdominal suele sufrir la frecuente diástasis abdominal durante el embarazo. “Si tratamos de solucionarlo haciendo abdominales provocaremos mayor debilitamiento y una sensación de barriga abultada semejante a un embarazo de unos 3 meses”, explica Sandra León, “de ahí la importancia de ejercicios sin presión y menos intensos”.

Otras ventajas

La GAH también es apropiada en casos de incontinencia urinaria y prevención y mejora de prolapsos.

Al ser un entrenamiento que trabaja la corrección postural y la respiración, es beneficioso para todas las personas que deseen sentirse bien tanto desde un punto de vista terapéutico o de mejora de la condición física. Es apto para todas las personas que deseen incorporar una rutina de ejercicio global preventivo que incida en el estiramiento y refuerzo del cuerpo desde dentro hacia fuera, desde la reducción de la presión para cuidar su salud. Las primeras sesiones de iniciación son de aprendizaje técnico y de preparación corporal al nuevo entrenamiento. La respiración es clave. Progresivamente se irán añadiendo pautas y ejercicios que enriquecerán la conciencia corporal a la vez que el entrenamiento se adapta a las necesidades y condición física de cada practicante.

En concreto, las clases que ofrece IVI Valencia suelen durar 45 min, y la estructura parte de un calentamiento previo de unos 10 min, seguido de la rutina de ejercicios específica para cada caso. La especialista aconseja empezar con sesiones de 15 minutos e ir ampliando el tiempo en base a la capacidad de apnea y a la mejora en cuanto a la postura y resistencia respiratoria.