Pide información o una cita

Donación de óvulos: ¿por qué no podemos ser madres cuando queremos?

Queremos, podemos: Donación de óvulos.

“Cuando  podemos no queremos, y cuando queremos no podemos”. Esta expresión resume los dos puntos de inflexión de la vida reproductiva de las mujeres: el primero corresponde a la etapa de la juventud, cuando la mujer inicia su etapa a nivel profesional y su cuerpo se encuentra en la máxima plenitud para lograr el embarazo, pero en sus planes éste no tiene cabida. En el segundo caso, la mujer está en lo que se llama “el mejor momento”, cuando a nivel psicológico ha madurado tanto que alcanza otra perspectiva sobre la vida, sabe lo que quiere y ha evolucionado profesionalmente, sin embargo, su reloj biológico a duras penas consigue dar la vuelta al segundero.

Cuando las mujeres de entre 18 a 35 años se deciden por la donación de óvulos les asaltan muchas dudas: ¿puedo ser donante? ¿Para qué sirve? ¿Y qué pasa si nadie quiere mis óvulos, que hacen con ellos? ¿Me duele? ¿Podré tener mis propios hijos tras la donación? ¿Qué sabe la receptora de mí? ¿Tiene riesgos la donación de óvulos? ¿Me pagan?

La ovodonación es un proceso que ofrece la oportunidad a madres que no pueden tener hijos de gestar un embrión, por sí mismas, fruto de los óvulos de una donante y los espermatozoides de la pareja receptora. Así, la donación de óvulos hace posible el milagro de la vida en mujeres que de otra manera no podrían tener hijos. Es un verdadero regalo para tener la oportunidad de quedarse embarazadas.

 ¿Por qué recurrir a la ovodonación?

En numerosas ocasiones y por diferentes causas, como la edad, enfermedades hereditarias, cirugías previas, etc.., el ovario pierde la capacidad de producir los ovocitos sanos imprescindibles para la concepción, por ello nos vemos obligados a recurrir a la donación anónima de óvulos dentro de un tratamiento de fecundación in vitro.

Ventajas

  • Es la técnica de medicina reproductiva que proporciona mejores tasas de embarazo.
  • No precisa de estimulación hormonal ovárica ni inyecciones para la madre receptora.
  • No requiere de anestesia ni sedación.
  • Presenta el menor riesgo de aborto por enfermedades cromosómicas ligadas a la edad de la paciente.

¿Qué mujeres pueden beneficiarse?

  • Mujeres que padecen menopausia precoz por diversos motivos, como: trastornos genéticos, inmunológicos o autoinmunes o causados por procedimientos médicos en la zona ovárica como la cirugía de ovario, la radioterapia, la quimioterapia y en casos de menopausia natural.
  • Mujeres cuyos ovarios pueden producir óvulos pero de insuficiente calidad, de edad avanzada con baja reserva ovárica y mujeres que son portadoras de enfermedades genéticas o anomalías cromosómicas.
  • Mujeres que tienen fallos repetidos con otras técnicas de reproducción asistida o fallos en la implantación de los embriones y abortos de repetición.

¿Ser donante repercute el día de mañana para poder ser madre?
No tiene por qué repercutir. Existen múltiples estudios que no han demostrado menores tasas de embarazos en donantes con respecto a la población general.

¿La menopausia llegará antes por ser donante?
No llegará antes por donar óvulos ya que en la ovodonación se recuperan sólo aquellos óvulos que si no se recuperaran los desecharía el propio organismo.

Lo importante hoy, Día del Donante, es que si queremos, podemos.