en
19 octubre 2021

Ser madre después del cáncer es posible: 1 de cada 3 pacientes IVI lo consigue

Ser madre después del cáncer
Por el Comité Editorial Blog IVI

Cuando la temida palabra “Cáncer” entra en escena, hacerle frente a esta enfermedad pasa a ser lo primero en la vida de la paciente. Y es que, el diagnóstico en prácticamente todos los casos es algo inesperado, y hace que se paralice todo. Los planes futuros desaparecen y todo se condiciona a superar la enfermedad. Pero ser madre después del cáncer es posible en IVI, con nuestro programa gratuito de preserva de la fertilidad por motivos oncológicos.

Cuando la palabra “Cáncer” aparece en tu vida

“Es de los golpes más duros que puede darte la vida, como paciente o como familiar. Pero también como médico de una especialidad que, hasta hace 15 años, en poco podía ayudar a estas mujeres. Fue entonces cuando, de manera pionera, importamos la técnica de vitrificación de ovocitos. Esto nos abrió un amplio abanico de indicaciones en el campo reproductivo. Entre ellas, una tipología concreta de pacientes a las que ayudar era el de las jóvenes diagnosticadas de cáncer. De las cuales, la gran mayoría no tenía hijos por el momento”, explica el Dr. Javier Domingo, Coordinador del Programa gratuito de Preservación de la Fertilidad por motivos oncológicos.

Pero hay planes que necesitan que echemos un ojo al futuro, para planificarlo. Es el caso de la maternidad después de haber superado un cáncer. Algo que, más que un plan a futuro, es una ilusión que recarga las energías de la paciente para luchar contra la enfermedad.

Preservación de la fertilidad por motivos oncológicos

Es por ello por lo que en 2007 creamos los programas “Ser Madre después del Cáncer” y “Ser Padre después del Cáncer”. Se trata de los programas de preservación de la fertilidad por motivos oncológicos que IVI ofrece a estos pacientes de forma gratuita. Mujeres y hombres con un difícil camino por delante, pero que gracias a este programa tienen una esperanza para el futuro y una meta por la que luchar. En estos casi 15 años, más de 1.400 mujeres diagnosticadas de cáncer han podido preservar su fertilidad. De esta manera, vitrifican sus ovocitos antes de someterse al tratamiento de quimio o radioterapia, que en muchos casos puede dañar la fertilidad.

“El mejor regalo son los 48 bebés que ya han nacido gracias a los programas de IVI de preservación por cáncer, unidos a los 3 que están por llegar. Estos bebés, tan deseados por sus madres, por sus familias, son el perfecto ejemplo del coraje y la valentía de esas mujeres en su lucha contra el cáncer”, comenta el Dr. Domingo.

Ser madre después del cáncer

Sabemos que las pacientes que acuden a IVI tienen un camino complejo y delicado por delante. Pero, en el caso de las pacientes diagnosticadas de cáncer, el reto es doble. Se trata de vencer a esta temida enfermedad y después, conseguir ser madres.

Es el caso de Gema, paciente de IVI Bilbao, que ya es madre de una pequeña, gracias a preservar su fertilidad: “A todo lo que sientes al saber que tienes cáncer se le suma el añadido de que, si todo va bien y lo superas, quizás no puedas tener familia por el tratamiento. Lo primero es estar viva, por supuesto, pero cuando encaminas eso piensas en las consecuencias”.

Gema contó en todo momento con el apoyo y el amor incondicional de su pareja y familia. Pero, además, al ponerse en manos de IVI Bilbao descubrió que no estaba sola en este camino que iba a recorrer. “Cuando llegué y vi la cantidad de gente que había en esa situación, sentí muchas ganas de ir adelante. Todo fue muy fácil y rápido, y esa era mi mayor esperanza. Por eso, durante el tratamiento oncológico contaba los días para llamar a IVI y poder empezar. Tenía muchísimas ganas”, añade nuestra paciente.

La importancia de preservar la fertilidad

Entre los distintos tipos de cánceres, es el de mama el más frecuente entre las mujeres que recurren a las técnicas de preservación de la fertilidad. De entre todas las preservaciones por motivos oncológicos que realizamos en las clínicas IVI en España, en torno a un 65% son casos de cáncer de mama.

Y es que, las mujeres que recurren a esta técnica son jóvenes, con una edad media de 32,5 años, por lo que cuentan con un buen estado de salud reproductiva. Pero este, en la mayoría de los casos, se verá afectado por los tratamientos oncológicos a los que deberán someterse para superar la enfermedad.

El perfil de las pacientes que preservan por motivos oncológicos es muy diferente al de aquellas que lo hacen por motivos sociales. Se trata de mujeres que realizan la vitrificación a una edad más avanzada, porque deciden retrasar voluntariamente el momento en que ser madres.

A aquellas que vitrifican por motivos oncológicos, Gema les transmite un motivo de esperanza, porque como a ella, la preserva les permitirá cumplir su sueño de ser madres. “Todo llega. Aunque a veces se hace muy largo, se consigue. Debes tener esa esperanza porque si no, se acaba todo.”

En IVI estamos a tu lado hoy y siempre

Como cada octubre, en IVI queremos aportar nuestro granito de arena visibilizando y apoyando a todas esas mujeres diagnosticadas de cáncer de mama. Y la mejor forma que tenemos de ayudaros es con nuestros programas gratuitos de preservación de la fertilidad, que encienden una luz y una ilusión en el futuro.

“No solo este mes, que se destina especial atención al Cáncer de mama, sino cada día del año, desde IVI apoyamos a estas y todas las mujeres que lidian contra su enfermedad ofreciéndoles lo que está en nuestras manos: una esperanza futura y real de ser madres una vez superada su enfermedad. Queremos que luchen por la vida en todas sus vertientes, y ponemos a su alcance nuestra mejor tecnología para hacerlo posible”, concluye el doctor Domingo.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up