18 septiembre 2019

¿Puedo ser madre a los 40 si no tengo pareja?

ser madre más allá de los 40

Ser madre es una decisión importante, tomar la decisión de ser madre soltera, lo hace todavía más relevante. Muchas mujeres esperan al momento ideal para tener a su bebé, esto es, hasta que no se encuentran en una situación económica, laboral y emocional estable, no deciden ser madres. Además, a medida que avanza el tiempo, las mujeres retrasan más la edad para ser madres,  lo hace que muchas ronden la década de los 40 para cuando deciden dar el paso. Es en este momento clave cuando la futura mamá se pregunta: “ya tengo 40, ¿puedo ser madre?”

Sí, y tiene ventajas

Aunque, ser madre a los 40 comporta algunos riesgos, y además a esa edad, se complica un poco conseguir un embarazo, la maternidad a partir de los 40 puede tener alguna ventaja.

La decisión suele ser más meditada cuando se decide ser madre a los 40, lo que permite estar más segura de la decisión. Además, al ser más maduras, las ideas y objetivos vitales también son más claros.

Por otra parte, a los 40, la situación económica y laboral es más estable, lo que es muy beneficioso a la hora de ser madre soltera. Todo esto hace que cada día sea más común que haya mujeres que decidan ser madres solteras a los 40. Según afirma el Dr. Antonio Requena, director general médico de IVI, “el embarazo por encima de los 40 años es una realidad cada vez mayor”, pues señala que “más de un 40% de las pacientes que viene a una primera visita son mayores de 40”.

Pero tienes que saber algunas cosas… 

Es posible ser madre soltera después de los 40. Si bien es cierto que conlleva algunos riesgos. Por tanto, es muy recomendable que estés correctamente informada y conozcas todos los detalles.

Biológicamente, la edad ideal para ser madre es entre los 20 y 35 años, ya que la reserva ovárica es buena y los óvulos son de alta calidad.  Tanto IVI como el resto de la comunidad científica lo tiene claro: no hay que retrasar la maternidad, pero si vas a hacerlo, o si es inevitable hacerlo, preserva. Solo es posible es posible gozar de estas ventajas biológicas de los 20 a los 40 a través de la vitrificación de óvulos.

Ser madre a los 40 entraña una serie de riesgos.  Hay más posibilidades de que el bebé padezca alguna anomalía (pruebas, como la amniocentesis o el PGT-A, pueden diagnosticar este tipo de problemas, incluso antes de estar embarazada) y aumentan las posibilidades de sufrir un aborto espontáneo (aunque a partir de la semana 12, la probabilidad disminuye). Además, se incrementa el riesgo de sufrir desprendimientos de placenta, problemas hipertensivos o diabetes gestacional de la madre. Por otra parte, también son más frecuentes las complicaciones en el parto (por lo que se practican más cesáreas) y los embarazos múltiples (también más arriesgados).

Por tanto, desde IVI, recomendamos hacer un chequeo tanto médico como ginecológico antes de dar el paso y convertirse en madre, sobre todo por encima de los 40 años.

Cada vez hay más madres solteras 

Según datos arrojados por el INE, en España, cada vez hay más madres solteras. Se ha producido un incremento exponencial de mujeres no casadas que deciden ser madres. Si bien es cierto que este dato también contempla a aquellas que tienen pareja pero no están casadas, lo cierto es que el ascenso de este dato refleja, claramente, que las mujeres son cada día más independientes.

El número de madres solteras en España ha aumentado de forma considerable, lo vemos en consulta. En los últimos cinco años se han incremento en un 57%  los tratamientos que hemos realizado a mujeres que deseaban tener un hijo sin tener pareja. No es el futuro, es una realidad.

Este gran cambio tiene una doble motivación. Por un lado, el desarrollo de la ciencia y la tecnología y la consecuente mejora de los métodos de reproducción asistida ha tenido una fuerte importancia en este incremento. Además, de acuerdo con el Dr. Antonio Requena “es algo que cada vez es socialmente más frecuente”, lo que se relaciona con un cambio de mentalidad y con el empoderamiento de la mujer. Nos lo cuenta en este vídeo

Ser madre soltera a los 40 es una decisión cada vez adoptada por más mujeres. Los 40 son un momento de calma y estabilidad, lo que permite ser más consciente y estar más segura de la decisión. ¿Nos contáis vuestro caso? ¿Conocéis a alguien que haya tomado esta decisión?

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up