14 septiembre 2016

Maternidad tardía: Descubre los riesgos y las ventajas

las mujeres de más de 40 años consiguen embarazos sanos

Los especialistas la denominan maternidad tardía. Existe una realidad, cada vez más extendida, de dejar la maternidad para más allá de los 40 años. Una carrera profesional de éxito, la búsqueda de estabilidad económica y afrontar la vida con la serenidad que da la edad, son los tres pilares en los que se asienta esta decisión de las mujeres.

Pero el reloj biológico lucha contra el reloj social. La Biología femenina avanza por otro camino y con otros tiempos. Cuando muchas de estas mujeres deciden ser madres, se encuentran con los frenos biológicos: mala calidad ovárica y baja reserva ovocitaria.

No es imposible, pero es muy poco viable que se obtenga un embarazo espontáneo. En su mayoría estas mujeres deben recurrir a centros de reproducción asistida para conseguir su objetivo.
El director general médico de IVI, el Dr. Antonio Requena, nos da las claves para que las mujeres enlacen Biología y momento social con un objetivo: la llegada de un bebé.

Ser madre más allá de los 40 años

Cada vez son más las parejas y/o mujeres que esperan su hijo rondando los 50 años, como la última publicada sobre Alberto Nuñez Feijoo y su pareja. “No se puede ir en contra de la sociedad, lo que hay que trabajar es para conseguir ir de la mano” matiza el dr. Antonio Requena.

Las cinco claves para afrontar con éxito una maternidad tardía son:
1. Los embarazos a esas edades no son imposibles pero si poco viables. Casi seguro deberán recurrir a técnicas de reproducción asistida, y en su mayoría, la Ovodonación será la solución
2. El mejor consejo para dejar la maternidad a estas edades es vitrificar óvulos jóvenes antes de los 35 años. Guardar óvulos cuando son jóvenes y sanos, facilita el embarazo a estas edades.
3. Las revisiones médicas y los controles gestacionales en definitiva, vigilar con más mimo la evolución del embarazo
4. Realizar un estudio genético del embrión antes de transferir para asegurar la calidad del mismo y la ausencia de anomalías graves
5. La ilusión de ser madre es idéntica, sin importar la edad. Disfrutarlo y afrontarlo con la madurez y la estabilidad que dan los años es un plus.

Solicita información sin compromiso:

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up