8 agosto 2022

Estudios de IVI demuestran que la vacuna contra la COVID-19 no afecta al éxito de los tratamientos

vacuna covid reproducción asistida
Por el Comité Editorial Blog IVI

Con la irrupción del coronavirus en nuestras vidas, hace más de dos años, se instaló en la mayoría de nosotros un sentimiento de incertidumbre ante esta desconocida enfermedad. Meses después, con la administración de las diferentes dosis contra este virus, ese sentimiento se trasladó a los posibles efectos secundarios de esta. En IVI, desde el primer momento de esta pandemia, centramos varias de nuestras vías de investigación en la influencia de la COVID en la fertilidad, para poder brindaros soluciones. Ahora, os hablamos sobre dos de nuestras más recientes investigaciones, centradas en la influencia de la vacuna sobre los tratamientos de reproducción asistida.

¿Existen efectos secundarios de la vacuna en la fertilidad?

Como hemos comentado, es común en nuestra sociedad cierto sentimiento de preocupación por los posibles efectos secundarios de la vacuna contra la COVID-19 en la salud. Por tanto, la reproducción asistida no iba a ser menos. En este punto, y teniendo en cuenta la situación pandémica en la que nos encontramos, es importante conocer si el contagio o la vacunación preventiva tienen efectos negativos sobre el éxito de los tratamientos reproductivos a los que mujeres y parejas se someten para cumplir su deseo gestacional.

A este respecto queremos destacar dos de nuestras más recientes investigaciones, presentadas en la última edición de la ESHRE, el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, celebrada este año en Milán. Se trata de las investigaciones, “Covid-19 vaccine does not affect sustained implantation rates after single euploid embryo transfer, a retrospective study with 4868 cases” y “The type of vaccine received against SARS-CoV-2 does not affect ovarian fuction in an Assisted Reproduction cycle”.

¿Afecta la vacuna contra la COVID-19 a las tasas de implantación?

“En el primero de nuestros estudios hemos evaluado la tasa de implantación sostenida en el tiempo. Es decir, aquellos embarazos que son evolutivos, en un grupo de pacientes donde se hizo PGT-A (Diagnóstico Genético Preimplantacional) para asegurar que la calidad del embrión era adecuada y homogénea en toda la población de estudio. El análisis de esta información lo que nos corrobora es que no existe ningún tipo de influencia negativa ni del tipo de vacuna administrada, ni del número de dosis, ni del tiempo transcurrido entre la vacunación y el tratamiento de reproducción, lo cual es información que puede tranquilizar a cualquier persona que pueda tener inquietud o duda sobre este tipo de circunstancias”, explica el doctor Antonio Requena, director general médico de IVI.

Este estudio, con carácter retrospectivo, contó con una muestra de cerca de 5.000 casos. En ellos se analizó la influencia o no de la vacuna contra la COVID-19 en las tasas de implantación, tras una transferencia de embriones cromosómicamente normales (euploides) únicos. Este estudio se focalizó en el tipo de vacuna que la paciente recibió, el número de dosis y el tiempo que ha pasado entre la vacuna y el inicio del tratamiento de reproducción asistida.

“Dada la novedad de esta enfermedad existe una necesidad de información sobre los efectos de esta en la salud reproductiva. Estudios como este nos ayudan a resolver ciertas inquietudes sobre la posibilidad de que, bien la infección, bien la vacuna, puedan afectar negativamente a la receptividad endometrial. No obstante, y aunque es necesario continuar evaluando en profundidad dicho campo de estudio, lo que está claro es que apuntar hacia la maternidad no es razón para retrasar la vacunación contra la COVID-19”, añade el Dr. Requena.

¿Y en la función ovárica?

La segunda de las investigaciones presentadas en la ESHRE apunta a que el tipo de vacuna recibida contra la COVID-19 no influye negativamente en la función ovárica de las mujeres sometidas a un tratamiento de medicina reproductiva.

“Desde que se declarara la pandemia de COVID-19 y su consiguiente búsqueda intensiva de vacunas para lograr la inmunidad colectiva, han sido varios los focos de información que apuntaban hacia una relación entre vacunación contra la COVID-19 y esterilidad. En este punto, el objetivo de este trabajo ha sido evaluar y confirmar que no hay impacto negativo de los diferentes tipos de vacunas sobre la fertilidad femenina”, apunta el Dr. Requena.

Este segundo estudio, también retrospectivo, se realizó entre los meses de enero a octubre del pasado año. En él participaron 510 mujeres vacunadas contra la COVID-19 y que se habían sometido a un tratamiento de reproducción asistida con óvulos propios, en alguna de las clínicas IVI en España.

“Al igual que en el trabajo anterior, son necesarios más datos y un aumento en el tamaño de la muestra para confirmar estas conclusiones en la población general, pero esta investigación supone un interesante y esperanzador punto de partida, siendo, además, el primer estudio que evalúa si el tipo de vacuna administrada contra el SARS-CoV-2 afecta a la función ovárica en los tratamientos reproductivos”, concluye el Dr. Requena.

Otros datos sobre la incidencia de la COVID-19 o su vacuna en la fertilidad

Hace unos meses, cuando se cumplían 2 años de la aparición del virus en nuestras vidas y 12 meses desde el inicio de la vacunación en nuestro país, despejábamos otra serie de dudas sobre la relación entre la vacuna, la fertilidad y los tratamientos de reproducción asistida.

Así, si bien se sabe que la vacuna sí podría estar incidiendo en algunos casos en el ciclo menstrual de la mujer, esto no guarda relación con los tratamientos de reproducción asistida ni es motivo para posponerlo. En este sentido, la infección por Coronavirus tampoco nos obliga a retrasar el someternos a un tratamiento de medicina reproductiva.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Volver arribaarrow_drop_up