18 mayo 2021

IVI: Especialistas en Reproducción Asistida de Alta Complejidad

reproducción asistida de alta complejidad
Por el Comité Editorial Blog IVI

La maternidad es un momento deseado y esperado por cientos de mujeres. Pero la realidad es que para algunas se convierte en un duro camino repleto de obstáculos. La reproducción asistida es uno de los campos más vanguardistas de la medicina, en el que se pone la investigación y la tecnología al servicio de los sueños de nuestras pacientes. Por ello, en IVI somos especialistas en reproducción asistida de alta complejidad, para poder tratar hasta los casos más difíciles y que consigan aquello que tanto anhelan.

Fallo de implantación o abortos de repetición

Hablamos de fallo de implantación cuando no se logra que la paciente se quede embarazada, tras la transferencia de 2 embriones euploides. Este tipo de embriones son aquellos cromosómicamente normales –los que contienen 46 cromosomas–. También puede producirse fallo de implantación en aquellos casos en los que tampoco se logra el embarazo cuando se han transferido 4 blastocistos. Por desgracia, un 5% de las pacientes de IVI lo han sufrido alguna vez.

Por otro lado, se diagnostica aborto de repetición cuando una mujer ha tenido dos pérdidas gestacionales antes de la semana 24. En este caso, un 6% de nuestras pacientes han vivido dos o más abortos previos.

Si estás en alguna de estas dos situaciones, en IVI somos especialistas en Reproducción Asistida de Alta Complejidad y podemos ayudarte. Contamos con un estudio que aborda el asunto desde dos ámbitos: el estudio diagnóstico –con el análisis de los antecedentes personales y familiares– y el terapéutico –a través de una serie de pruebas–.

Estudio diagnóstico para los fallos de implantación o abortos de repetición

  • Pruebas de imagen –ecografía 3D, histeroscopia o laparoscopia– para detectar posibles patologías orgánicas genitales
  • Analíticas que permitan determinar causas asociadas a las trombofilias maternas
  • Prueba de receptividad endometrial
  • Test Genético Preimplantacional (PGT-A) para la detección de alteraciones cromosómicas

En caso de que esta serie de pruebas no permitan a nuestros especialistas conocer la causa de alguno de estos dos problemas, se considerará el estudio de inmunología reproductiva en nuestra Unidad de Inmunología. Y es que hay ocasiones en las que estos problemas de infertilidad, que parecen no tener motivo aparente, tienen su origen en alteraciones inmunológicas.

Estudio terapéutico para los fallos de implantación o abortos de repetición

  • Pruebas de imagen –ecografía 3D, histeroscopia o laparoscopia– para el tratamiento de las posibles patologías orgánicas genitales detectadas
  • Tratamiento, guiado por hematólogos especializados en patología de reproducción, contra las trombofilias congénitas o adquiridas
  • Test Genético Preimplantacional (PGT-A + PGT-SR) o donación de gametos, para prevenir la transmisión de anomalías cromosómicas parentales o las anomalías embrionarias, en coordinación junto con los especialistas de la Unidad de Genética de Reproductiva de IVI

Ser madre a partir de los 40 

Son muchas las mujeres que deciden posponer su maternidad –por el motivo que sea– y, cuando deciden que es el momento, se encuentran con demasiadas dificultades. La edad es uno de los principales obstáculos cuando una mujer se somete a un tratamiento de reproducción asistida. A partir de los 35 años se produce un descenso en la calidad de los ovocitos y esto un aumento en las posibilidades de generar embriones con aneuploidías. La edad también afecta a la cantidad de los ovocitos, lo cual puede desencadenar en una baja reserva ovárica. Si esto sucede, tras una estimulación ovárica para un ciclo de FIV la paciente no genera suficientes ovocitos.

Para los casos en los que una mujer quiere ser mamá a partir de los 40, lo primero es realizar un estudio de la fertilidad. Para ello contamos con diferentes pruebas diagnósticas, como la ecografía 3D y el análisis de la hormona antimülleriana (AMH). El segundo paso será tomar una decisión, a medias entre el especialista y la paciente. Por último, en base al tratamiento más adecuado que se haya escogido, ofrecemos a las pacientes diferentes opciones adecuadas a su caso.

  • Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGT-A) para seleccionar los mejores embriones, con el objetivo de lograr un bebé sano en el menor tiempo posible.
  • Acumulación de ovocitos, para aquellos casos en los que haya una baja reserva ovárica y se les haya recomendado previamente un PGT-A. También puede ser aconsejable para estas pacientes optar por el DuoStim.
  • Ovodonación, para descartar la incidencia negativa de la edad sobre la calidad de los ovocitos

Pacientes con baja respuesta ovárica

Se considera que una mujer es baja respondedora cuando no se consigue una óptima estimulación ovárica. La principal característica de estos casos es el escaso número de ovocitos. Por tanto, a menor número de ovocitos, menos embriones para seleccionar y transferir. Por ello, las opciones de lograr el embarazo en este tipo de pacientes son menores. Como hemos comentado antes, la edad de maternidad se está retrasando cada vez más, por lo que en el futuro habrá más mujeres con baja respuesta. Pero, por suerte, contamos con diversas opciones:

  • Acumulación de ovocitos, procedentes de diversos ciclos. Así conseguimos aunar las posibles transferencias en una sola. Esta técnica logra menos tasas de cancelación, mayor tasa acumulada de recién nacidos y ciclos con mayor cantidad de embriones congelados.
  • FIV Genetic PLUS, ya que el principal factor de las bajas respondedoras es la disminución de la reserva ovárica, a causa de la edad. Aunque también puede haber otras causas, que provocan baja respuesta y mayor probabilidad de generar ovocitos aneuploides. En aquellos casos de mujeres bajas respondedoras y edad materna avanzada, lo mejor es la acumulación de ovocitos. Esto, junto con un PGT-A que ayuda a descartar embriones cromosómicamente anormales.

Además, en IVI estamos trabajando para ofreceros en un futuro cercano la técnica IVI Regenera Ovario. Se trata de la aplicación del plasma rico en factores de crecimiento (PRGF). Supone una alternativa esperanzadora para pacientes diagnosticadas de baja reserva ovárica, entre otros.

Una de las máximas de IVI y de sus profesionales, a lo largo de los 30 años de historia, es la constante investigación e innovación. Y es que muchas de las pacientes que acuden a nuestras clínicas presentan un historial difícil, por distintos motivos. Para ellas, somos especialistas en reproducción asistida de alta complejidad. Para poder darles soluciones.

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up