8 enero 2019

Hormona FSH: ¿Cómo influye en mi fertilidad?

Cuando se comienza un tratamiento de reproducción asistida comienza un nuevo mundo plagado de terminología incomprensible de la que al final, se termina interiorizando, aprendiendo, comentando e incluso, valorando. Uno de los primeros que se aprenden es el valor de la hormona FSH. Se conoce como hormona estimuladora del folículo, hormona foliculoestimulante, folitropina o FSH, por sus siglas en inglés, a una sustancia segregada por la glándula pituitaria. Esta hormona tiene un papel fundamental en la maduración sexual de los seres humanos. También es importantísima en el proceso de reproducción, ya que controla la maduración de los gametos (óvulos y espermatozoides). ¿Qué debemos conocer sobre la hormona FSH? ¿Qué relación tiene con el embarazo? ¿Qué significa tener valores normales? Respondamos a estas y otras preguntas relacionadas.

¿Qué es la hormona FSH?

La hormona foliculoestimulante es una de las más importante en nuestro cuerpo. Entre sus tareas se encuentran la regulación de estrógenos, la sinergia con la hormona luteinizante (LH) y el control de muchos procesos reproductivos. En los hombres, por ejemplo, también juega un papel fundamental en la maduración de los espermatozoides, mientras que en la mujer se encarga, entre otras muchas cosas, de controlar la producción de estradiol y ovocitos.

Esta hormona es producida por las células gonadotrópicas, que se encuentran en la parte anterior de nuestra pituitaria, situada en la base del cráneo, lo que insinúa la importancia de la glándula y sus secreciones. En definitiva, la FSH se relaciona directamente con la reproducción, siendo una de las hormonas para quedar embarazada más importantes. Pero, ¿de qué manera?

¿Para qué medimos la FSH?

Uno de los factores que determinan la fertilidad de la mujer es, precisamente, el valor de esta hormona, que se mide a partir de un “estudio hormonal basal”, obteniendo una muestra de sangre de la paciente. Con esta medición obtenemos los niveles de FSH presentes. Estos nos ayuda a evaluar el estado de ovulación.

Los valores de referencia para la FSH varían de según la edad y la fase del ciclo menstrual, pudiendo también ser útil para confirmar la menopausia. También nos sirven para comprobar las razones de la falta de la menstruación o el buen funcionamiento de la pituitaria, algo que podría relacionarse con algún tipo de problema fisiológico si los valores no fueran normales.

Niveles de FSH, ¿cuál es la medida normal?

La concentración de esta hormona, como decimos, varía mucho según la fase del ciclo menstrual en el que se encuentre la mujer. También varían con respecto al género y la edad. Así, una FSH con valores normales, para la mujer, serán:

  • Entre 3,8 y 8,8 miliunidades internacionales por mililitro (mUI/mL) si se encuentra en la fase folicular.
  • Entre 1,8 y 5,1 mUI/mL para la fase lútea.
  • Entre los 4,5 y los 22,5 mUI/mL a mitad del ciclo menstrual, aproximadamente.

Después de la menopausia, los niveles normales estarán entre los 16,74 y los 113,59 mUI/mL.

El nivel normal de FSH en hombres está entre los 1,27 – 19,26 mUI/mL, mientras que los niveles de FSH en niños no deberían superar los 4 mUI/mL.

¿Qué pasa con un nivel alto de FSH?

Los niveles por encima de los rangos señalados anteriormente pueden significar varias cosas. En primer lugar, estos no suelen darse en mujeres por debajo de los 40 años, por lo que podríamos encontrarnos ante un caso de menopausia temprana. Esto podría señalar una baja reserva ovárica. Por otro lado, también podría darse un nivel inusualmente alto de FSH en caso de que exista una medicación con progesterona o estrógeno.

Un nivel de FSH alto en hombres podría significar una pérdida de la función testicular. Estos niveles también se producen cuando se da un caso de síndrome de Klinefelter.

En general, un nivel alto de FSH podría asociarse a problemas de infertilidad. En el caso de las mujeres, no siempre está asociado a un envejecimiento ovárico prematuro. Para asegurar un diagnóstico será necesario hacer otro tipo de pruebas, como un análisis de hormona antimulleriana.

¿Qué significa tener un nivel bajo de la hormona FSH?

Cuando se observa un nivel bajo de hormona foliculoestimulante en la mujer, esto puede deberse a un bajo peso corporal (por debajo de los índices normales para esa persona), a un embarazo o a un problema procedente de la hipófisis (o glándula pituitaria). Los niveles bajos indican que no se está produciendo una ovulación.

En los hombres, esta deficiencia también puede asociarse a una baja producción de espermatozoides, una deficiencia en la pituitaria o un exceso de estrés, además de un bajo peso.

Los niveles bajos de FSH también se relacionan con la infertilidad (a excepción del embarazo), lo que podría deberse a un mal funcionamiento de la glándula o a alguna patología que influye en su producción.

El embarazo y la FSH

Para que el cuerpo de la mujer esté en su estado óptimo, es decir, sea fértil, los niveles de FSH deben estar en un rango de valores normales. Pero, además, otros factores también deben encontrarse en unos rangos adecuados, ya que no solo la FSH es indicativa de la fertilidad de la mujer.

En el caso del hombre, también es importante que el nivel esté dentro de los parámetros normales o podríamos estar ante un caso de infertilidad masculina.

En caso de que estos niveles no sean adecuados, existen tratamientos para normalizar la producción de FSH. También existen diversas posibilidades de concebir en caso de que existan otros problemas, como una baja reserva ovárica, que podría estar resaltada por un nivel alto de FSH.

El test de la hormona FSH, ¿cómo funciona?

Realizar un test de FSH es relativamente sencillo. Para ello se extrae una muestra de sangre. Esta se analiza en el laboratorio, donde se miden los niveles de esta hormona y otras indicativas de la fertilidad.

En el caso del hombre, esta extracción se puede realizar en cualquier momento. En el de la mujer, sin embargo, suele realizarse en momentos concretos de su ciclo menstrual. Estos corresponden al día 2 o 3, aunque si se toma en otra ocasión se puede evaluar el estado atendiendo a los niveles normales conocidos de FSH en sangre.

Informarse, escuchar, confiar y preguntar son claves para comenzar un tratamiento de reproducción asistida. Si decides hacerlo en una clínica IVI recuerda que puedes solicitar tu cita médica en el teléfono 900847300

 

 

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up