11 febrero 2013

¿Qué es la endometriosis y cómo se detecta?

 

¿Qué es la endometriosis y cómo se detecta?

Quizá te han diagnosticado endometriosis hace tan sólo unos meses y desconoces el alcance de esta enfermedad. Tranquila, hoy en día los especialistas controlan sus efectos e incluso hacen posible que puedas concebir y llevar a término un embarazo si lo deseas. Normalmente, cada mes se elimina el endometrio (que recubre el interior del útero) con el flujo menstrual, volviendo a crecer uno nuevo el mes siguiente. Sin embargo, la endometriosis es un trastorno en la salud de las mujeres que ocurre cuando el endometrio se desprende y se desplaza a través de las trompas de Falopio y llega a otras áreas, como los ovarios, la pelvis o la vejiga, causando dolores, sangrados irregulares y, en algunos casos, problemas de infertilidad; si bien es cierto que estos síntomas no siempre se manifiestan en las pacientes. Esta enfermedad, que afecta a un porcentaje muy alto de mujeres –entre un 10 y un 30%- puede ser hereditaria y suele diagnosticarse entre los 25 y los 35 años, aunque comienza a desarrollarse con el inicio de la menstruación regular.

¿Cómo son los síntomas de la endometriosis?

Síntomas de la endometriosis:

  • Períodos menstruales dolorosos y abundantes
  • Dolor abdominal bajo o calambres antes y durante la menstruación
  • Dolor durante o después de la relación sexual
  • Dolor con las deposiciones
  • Dolores al orinar durante la menstruación
  • Dolor pélvico o lumbago durante el ciclo menstrual
  • Problemas de infertilidad
  • Molestias gastrointestinales En pocas palabras
  • Afecta a… Mujeres en edad fértil (con el inicio de la menstruación regular)
  • Síntomas Dolor y/o infertilidad (también puede ser asintomática)
  • Tratamiento para… Eliminar las lesiones del endometrio y los síntomas Síntomas de la endometriosis
  • Períodos menstruales dolorosos y abundantes • Dolor abdominal bajo o calambres antes y durante la menstruación
  • Dolor durante o después de la relación sexual
  • Dolor con las deposiciones
  • Dolores al orinar durante la menstruación
  • Dolor pélvico o lumbago durante el ciclo menstrual
  • Problemas de infertilidad
  • Molestias gastrointestinales

La endometriosis puede manifestarse de diversas maneras, tanto desde el punto de vista clínico –en cuanto a los síntomas que presenta la mujer-, como desde el punto de vista de los hallazgos orgánicos –endometriosis mínima con pequeños implantes en el peritoneo, los típicos “quistes de chocolate” en los ovarios, o presencia de tejido endometrial en otras localizaciones menos frecuentes, como el tabique recto-vaginal, intestino o pulmón-.

Aunque no existe prevención, “en las mujeres en las que supuestamente el riesgo de poder padecerla es alto, se podría pensar en el uso de anticonceptivos, ya que el tratamiento puede retrasar la aparición, o incluso evitarla. Lo que sí está comprobado es que estos anticonceptivos pueden prevenir la recaída de la enfermedad, y su uso está recomendado en los períodos en los que no se busca el embarazo”, explica el doctor Manuel Muñoz, ginecólogo y director de IVI Alicante.

De este modo, con la disminución del número de menstruaciones al año podría evitarse la progresión de la enfermedad. Algunos factores como la edad, la gravedad de los síntomas o la intención de ser madre en un futuro inciden en la elección del tratamiento, que se adecuará a cada paciente, en función de los resultados de los estudios a los que ésta se someta. Si los síntomas son leves bastará con realizarte exámenes regulares cada 6 meses y comprobar que la enfermedad no empeora. El ejercicio, las técnicas de relajación y la toma puntual de analgésicos o medicamentos hormonales (siempre bajo receta médica) o la laparoscopia, aunque no curan la enfermedad, aliviarán parcial o totalmente tus molestias durante un tiempo.

En último término y si los síntomas de la enfermedad no mejoran con los tratamientos anteriores, puede que tu ginecólogo considere oportuna la cirugía para extirpar las áreas afectadas o incluso el útero y los ovarios al completo si es necesario. De cualquier modo, el especialista te explorará y te hará las pruebas oportunas para conocer el estado de la enfermedad en tu caso concreto y decidirá el tratamiento más adecuado.

La endometriosis no provoca cáncer ni afecta a tu estado de salud general, si bien es una enfermedad molesta y puede dificultar la concepción. Aunque es conveniente estudiar a ambos miembros de la pareja cuando se dan situaciones de infertilidad, es frecuente que la causa de estas complicaciones sea esta enfermedad, que produce adherencias en la pelvis dificultando la función de las trompas de Falopio, que son las que transportan el embrión una vez que el óvulo y el espermatozoide han fecundado.

Además, puede verse disminuida la calidad de los ovocitos y del embrión, e incluso reducir la reserva ovárica. Esto no debe desmoralizarte y hacerte pensar que jamás serás madre. De hecho, “normalmente, la endometriosis se ve mejorada en el curso del embarazo. Por tanto, una de las medidas a tener en cuenta en aquellas mujeres que no tienen satisfechos sus deseos genésicos es plantearse la gestación de manera inmediata.

Aunque no existe la seguridad de que el embarazo pueda curar la endometriosis completamente, el hecho cierto es que la mejora en mayor o menor medida”, afirma el doctor Muñoz. La infertilidad no siempre va ligada a esta enfermedad, y mucho menos en los casos leves, ya que hay mujeres que padecen endometriosis y consiguen sus gestaciones, ya sea de manera natural o mediante técnicas de reproducción asistida.

Hoy en día, hay muchas técnicas efectivas que permiten a un gran número de mujeres con endometriosis cumplir su deseo de ser madres. Tu ginecólogo te aconsejará la mejor forma de lograrlo; aún así no debes perder de vista que las probabilidades de embarazo disminuyen con la edad y la endometriosis empeora también con el transcurso del tiempo. Puede que te sientas confundida, triste, impotente o sola.

Por eso es muy importante que te apoyes en las personas que te rodean para superar ese primer momento de impacto al conocer tu diagnóstico y después de un tiempo comprobarás que es posible vivir con la endometriosis y aprenderás a integrarla en tu rutina vital.

 

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up