11 mayo 2020

¿Cuáles son los beneficios de analizar genéticamente mis embriones?

¿Cuáles son los beneficios de analizar genéticamente mis embriones?

  •  El PGT es una técnica que permite analizar cromosómicamente al embrión

En IVI trabajamos para que el camino a la maternidad sea lo más seguro tanto para el futuro bebé como para la madre. Y eso pasa, en gran parte por la transferencia de un sólo embrión. Buscar y elegir el mejor embrión para transferir se ha convertido en una máxima en nuestras clínicas.  Le hemos pedido al Dr. Fernando Bronet, director del Laboratorio de Fecundación in Vitro de IVI Madrid que nos cuente en este post, la técnica PGT, que permite saber qué embriones son más sanos y por tanto cuáles tienen más garantías de implantación. 

biopsia blastocito IVI

El Diagnóstico Genético Preimplantacional, o como se le denomina actualmente PGT (de sus siglas en inglés Preimpantational Genetic Testing), es una técnica de reproducción asistida que nos permite conocer el estatus cromosómico de los embriones en el proceso previo a su implantación en el útero materno. Por lo tanto, El PGT da respuesta a una inquietud muy frecuente dentro de las parejas con deseo gestacional: no puedo quedarme embarazada, ya que muchas de los problemas de fertilidad los encontramos en que estas parejas presentan una mayor tasa de embriones con alteraciones cromosómicas. Es aquí donde encontramos la principal ventaja de esta técnica de reproducción asistida, nos permite diferenciar aquellos embriones sanos de los que no lo son antes del momento mismo de la implantación.

PGT y tasas de embarazo 

Al poder diferenciar los embriones sin anomalías cromosómicas del resto, podemos realizar una selección embrionaria más eficiente ya que evitaremos transferir embriones cuyo potencial de implantación es menor, como sucede en el caso de embriones con monosomías (falta de un cromosoma) o reducir el riesgo de abortos espontáneos (debidos a embriones con anomalías cromosómicas) o enfrentarse a la no fácil decisión de tener que interrumpir su embarazo en el caso de confirmarse la sospecha de alguna alteración genética/cromosómica importante en el embrión.

Es decir, por un lado, esta herramienta va a incrementar las tasas de éxito en las técnicas de reproducción asistida, y por otro, nos va permitir reducir el tiempo en lograr una gestación evolutiva, al mismo tiempo que reduce la tasa de aborto. Algunos autores han descrito una mejora en la ratio coste-eficiencia, relacionado con el tiempo y el número de tratamientos necesarios para conseguir una gestación sana a término.

PGT y coronavirus 

Dada la situación actual, pandemia ocasionada por coronavirus, el tiempo invertido en conseguir esa gestación es de vital importancia, realizar repetidas transferencias fallidas para conseguir un embarazo conlleva asumir algunos riesgos que podrían ser evitados (complicaciones ocasionadas por un aborto, mayor número de desplazamientos y posiblemente mayor coste).

El PGT se realiza sobre embriones en cultivo, por lo que requiere un tratamiento de fecundación in vitro (FIV). Por lo tanto, es necesaria la estimulación ovárica de la paciente. Es aquí donde surgen algunas dudas sobre la realización de ciclos de reproducción asistida en estos momentos. Los laboratorios de FIV están acostumbrados y preparados para trabajar con pacientes infecciosos, desde los orígenes de estas técnicas se ha trabajado con pacientes portadores de VIH, VHA, VHB o VHC. Las instalaciones de los laboratorios de FIV exigen tener medidas para evitar cualquier tipo de contagio tanto del personal que trabaja en estos laboratorios como de los embriones incluso cuando estos embriones permanecen congelados. En la actualidad, con el manejo habitual de muestras biológicas en los laboratorios de Embriología, no hay evidencias de la presencia de virus causantes de otras enfermedades infecciosas transmisibles en ovocitos y embriones criopreservados de pacientes afectos, ni tampoco en los medios de cultivo ni en el nitrógeno líquido con los que estuvieron en contacto.

La técnica más extendida para realizar el PGT es la biopsia en estadio de blastocisto. Esta biopsia es más efectiva que otros tipos de biopsia (como corpúsculo polar o en día 3 de desarrollo embrionario) ya que analiza el estatus cromosómico del embrión teniendo en cuenta la contribución genética tanto materna como paterna y aporta 2-6 células al análisis genético, con lo que se consigue un menor riesgo de obtener un diagnóstico falso. Por estos motivos esta técnica tiene un valor positivo predictivo incrementado con respecto a otros tipos de biopsia. Hoy en día esta técnica no supone ningún riesgo para el embrión cuando se realiza en manos experimentadas La biopsia en estadio de blastocisto generalmente obliga a la congelación de los embriones, a la espera de obtener el resultado genético. Los resultados de descongelación de estos embriones son similares a la de los embriones donde no se ha realizado biopsia, en torno al 95%, por lo que se confirma la viabilidad de los embriones.

 

Dr. Fernando Bronet Campos 

Director de Laboratorio 

IVI Madrid 

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up