3 febrero 2021

¿Cómo es la seguridad en los laboratorios para trabajar con agentes infecciosos?

Seguridad en laboratorios IVI
Por el Comité Editorial Blog IVI

Si hay algo que nos preocupa a todos, pacientes y profesionales médicos, es la seguridad. Ha sido una máxima desde que retomamos la actividad y hemos conseguido que las clínicas IVI, los laboratorios y los tratamientos de reproducción asistida, sean espacios seguros, dónde lo único que se incuba sea la vida y los sueños. 

Y, aunque el virus SARS COV2 nos ha sorprendido a todos, los laboratorios de IVI ya trabajaban desde hace años con agentes infecciosos, lo que nos ha permitido adaptarlos de manera muy fácil a la nueva situación. 

Hemos querido que sea la Dra. Mª José de los Santos, directora del laboratorio FIV de IVI Valencia, la que nos explique en este post, cómo se trabaja en un laboratorio IVI con agentes infecciosos. 

seguridad laboratorios IVI

Sin lugar a dudas  la situación de pandemia generada por la aparición de un nuevo agente infeccioso llamado de SARS COV2 con implicaciones clínicas tan graves para la salud  ha creado una situación de alarma sostenida en el tiempo,  confusión e incertidumbre en nuestra sociedad afectando también al  ámbito de la Reproducción Humana Asistida (RHA).

No obstante , hoy quiero compartir con vosotros  una serie de información relativa al control y al trabajo con agentes infecciosos dentro del Laboratorio de Fecundación in Vitro y  que espero contribuya a  arrojar un atisbo de confianza y tranquilidad  en aquellas parejas que estáis  en medio de un proceso de reproducción asistida o  estáis plantándoos poneros en manos de especialistas en Reproducción.

Los laboratorios IVI son seguros 

Lo primero que  me gustaría contaros  es que en los laboratorios  de FIV  estamos preparados y sabemos cómo trabajar y manejar  muestras potencialmente infecciosas evitando la contaminación cruzada entre muestras de diferentes pacientes o la infección de los embriólogos. Esto además forma parte de nuestra formación junto con la adquisición de los conocimientos propios de la biología de la reproducción.

De hecho, hemos aprendido mucho de la experiencia acumulada con el manejo de otros agentes infecciosos como  son  el caso de los virus  de la inmunodeficiencia humana (VIH) o de la hepatis C,  en pacientes con carga viral detectable y que necesitaban recurrir a las técnicas  de RHA. Hoy en día su manejo en los laboratorios se considera dentro de procedimientos  rutinarios.

Por ejemplo, los varones seropositivos al virus de VIH pueden utilizar sus muestras de semen libres de virus evitando los riesgos de transmisión a la madre y a los hijos mediante la combinación de técnicas de lavado de esperma y  detección del virus con técnicas ya tan conocidas por todos como son las  PCR.

COVID19 y reproducción asistida

Cabe destacar  que hoy por hoy,  y a diferencia de otros virus como los que acabo de comentar, no hay evidencia de la presencia de SARS COV- 2 en  los ovocitos o semen de pacientes  que no han enfermado de Covid-19.  En caso de espermatozoides solo se ha visto presencia  del virus en pacientes graves y que ha requerido hospitalización.

Por otro lado, en cuanto al manejo de las muestras,  comentaros varios aspectos técnicos importantes,

  • Los laboratorios están provistos  de equipos y material  accesorio especializados que evitan la propagación de los ya conocidos aerosoles cuando se procesan las muestras.
  • Los equipos se mantienen siempre higienizados tras su uso.
  • El procesado al que se someten las muestras, tanto de ovocitos, como espermatozoides  o embriones, implica un lavado extenso y esto sabemos elimina de forma eficaz la  presencia de agentes infecciosos en los  gametos y embriones.
  • Los laboratorios de fecundación in vitro son salas blancas, esto significa que hay un control de la calidad de aire. Esto se consigue con unidades de tratamiento de aire equipadas  con  filtros HEPA  y otros tipos de filtros que evitan la entrada de contaminantes ambientales y que permite mantener una  gran pureza  en el ambiente del laboratorio,  lo que contribuye a disminuir la propagación de agentes infecciosos en el entorno de trabajo. Dicha situación  junto con el  uso adecuado de  mascarillas, gorros, guantes  en los procesos que lo requieren y lavado de manos frecuente disminuye la presencia de partículas suspendidas en aire que puedan transportar agentes infecciosos.

Espero que esta  información os hay resultado útil,  interesante y que haya contribuido  a estar  un poco más al corriente  de aspectos menos conocidos de la Reproducción Humana Asistida  pero igual de importantes para disminuir al máximo el  riesgo de infección y mantener un nivel  asistencial excelente y de calidad.

 

Dra. Mª José de los Santos

Directora laboratorio de FIV 

IVI Valencia

Solicita información sin compromiso:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up