18 mayo 2022

Anovulación, una de las causas más frecuentes de infertilidad

anovulación
Por el Comité Editorial Blog IVI

Hay cientos de personas que creen, falsamente, que siempre que la mujer tenga capacidad de menstruar podrá quedarse embarazada. Pero hay ocasiones en las que, pese a existir el sangrado cada mes, no se produce la gestación. Es lo que conocemos como anovulación y le hemos pedido a la Dra. Begoña Martínez, directora de IVI Pamplona, que nos hable sobre este trastorno.

¿Qué es la anovulación?

La anovulación es un trastorno diagnosticado en un 3-4% de las mujeres, cuando se encuentran con problemas para lograr el embarazo. Y es que menstruación y ovulación son procesos distintos, pero que están sincronizados. En concreto, estos se relacionan en diversos momentos del ciclo, uterino y ovárico, coexistiendo, aunque no dependen el uno del otro.

¿Cuándo tiene lugar la anovulación?

Esta se da cuando los ovarios de la mujer son incapaces de liberar ni un óvulo, en ningún momento del ciclo menstrual. Por tanto, dada la inexistencia de ovocitos, no se puede tener lugar la fecundación y, por tanto, no se genera ningún embrión.

Hasta un 35% de mujeres tiene problemas de infertilidad, pudiendo ser la anovulación una de las causantes. El origen puede estar en una enfermedad crónica o puede ser fruto de algo circunstancial, como una época de estrés o un bajo peso en la mujer. Dependiendo de la causa que origine la anovulación, el especialista deberá proceder de una u otra manera, pero siempre personalizada.

Síntomas de la anovulación

Los principales síntomas que presentan las mujeres con este trastorno son reglas muy irregulares o la ausencia de ellas. También el tener ciclos de más de 35 días, no sufrir cambios en el moco cervical o los sangrados uterinos excesivos. Por último, la infertilidad también es un síntoma, siendo además el que permite la mayoría de diagnósticos.

Para poder diagnosticar la anovulación en una mujer es necesario realizar una exploración física y una historia clínica exhaustiva. Además, hay que realizar tanto analíticas como ecografías, en diferentes fases del ciclo. Esto permitirá comprobar si tienen lugar los cambios que deberían producirse.

Cómo tratar la anovulación

Para ponerle solución, lo primero que se debe hacer es normalizar el peso, reduciendo la práctica deportiva excesiva. Además de corregir la disfunción de otros órganos, como riñones, hígado o tiroides.

A pesar de que es cierto que en ocasiones no se llega a identificar qué causa el trastorno y, por tanto, no se le puede poner solución a la anovulación. En estos casos se puede recurrir a tratamientos de reproducción asistida, con el objetivo de lograr el embarazo. En función del resultado de las pruebas, de lo complejo que sea el caso y de la historia clínica, tanto de paciente como de su pareja, se recomendará la técnica de medicina reproductiva más adecuada. Son tratamientos que, por suerte, están disponibles y permiten a cada vez más mujeres cumplir sus sueños de ser madres.

Normalmente, estos tratamientos suelen ser la inducción a la ovulación, la cual también está recomendada para mujeres con síndrome de ovario poliquístico. Otra opción es la inseminación artificial o la fecundación in vitro. Por otro lado, en casos de fallo ovárico siempre existe la opción de convertirse en madre con tratamientos mediante donación de ovocitos.

Solicita información sin compromiso:

Los comentarios están cerrados.

Volver arribaarrow_drop_up