6 marzo 2014

En Primera persona, historias reales sobre reproducción asistida: “Ser madre…todo llega”

Hoy estrenamos una nueva sección en nuestro blog “En primera persona” , un espacio donde VOSOTROS sois los protagonistas. Hoy Mariola quiere compartir con todos vosotros su HISTORIA, una historia real sobre reproducción asistida muy emocionante:

“Soy Mariola, una mujer luchadora y positiva. Hasta el momento en que mi marido y yo decidimos ser padres todo lo que nos habíamos propuesto en la vida lo habíamos conseguido. Me encantan los niños desde siempre, me pierden, todo el que veo es como si fuera mío. El trabajo siempre había sido prioritario y nunca era el momento de ponernos a crear una familia. A los 30 años decidimos ser padres. Después de un año sin usar anticonceptivos, mi ginecóloga nos recomendó hacernos unas pruebas. El resultado fue: Mis ovarios poliquísticos y el esperma de mi marido bajo.

Teníamos un problema de INFERTILIDAD. Nos quedamos de piedra, era lo peor que nos había pasado nunca. Era horrible, la incertidumbre, pensar en la posibilidad de no poder llegar nunca a ser padres.

Sentimos muchísimo miedo y negación. Entonces, toda nuestra familia se volcó de lleno.

Pasados 5 meses de asimilar la noticia, decidimos ir a la que parecía ser la mejor clínica de infertilidad, el IVI.

El 22 de septiembre de 2004 tuvimos nuestra primera visita.

Tras estudiar nuestro caso, nos recomendaron Inseminación Artificial, no parecía muy complicado.

La primera fue en noviembre, negativa. La segunda en diciembre, negativa. La tercera en enero, la beta era muy bajita positiva; Nos agarrábamos a un clavo ardiendo, confiábamos de que seguiría adelante. A la semana siguiente, se repitió y dio negativo. Era un embarazo bioquímico, había habido fecundación pero no implantación. Estábamos más cerca, decían los médicos. Yo seguía sin mi embarazo.

Entonces, los médicos nos recomendaron pasar a In Vitro. En mayo de 2005 nos hicimos la primera, el resultado fue POSITIVO.
¡Lo habíamos conseguido! Hicimos una fiesta, se lo dijimos a todo el mundo. Nos sentíamos tan felices sin saber lo que nos esperaba.
En la séptima semana de embarazo se le paró el latido, me hicieron un legrado. Nunca pensé que me pudiera pasar a mí, después de lo que me había costado, era imposible, pues me pasó. Y lo peor fue dar las explicaciones a todo el mundo poco a poco, cuando nosotros aún lo estábamos digiriendo; sus preguntas nos hacían mucho daño.
Los médicos nos decían que no había seguido adelante por su propia naturaleza, que estábamos más cerca de conseguirlo.

De este ciclo me quedó un embrión congelado y en septiembre me prepararon para su transferencia. Al descongelarse no sobrevivió.
En este momento pensé, “todo llega”. “No lo estamos deseando con la suficiente intensidad. En el siguiente tratamiento lo conseguiremos”.

En noviembre empecé el tratamiento, pero mi cuerpo reaccionaba de forma diferente ante la misma medicación. No ovulaba lo suficiente y dos futuros óvulos destacaban, quedándose el resto rezagados. Se anuló el ciclo.

Pasados tres meses, volvimos a empezar, pero me pasaba lo mismo. “¡Tierra trágame!”. Empezamos a dudar, estábamos desesperados, no había otro tema de conversación con la familia y los amigos. Estábamos muy sensibles. Todo lo que nos decían nos dolía. Mi hermana me decía con lágrimas en los ojos: “Te doy mis óvulos y si no, adoptas”. Y yo le respondía con muchísimo dolor: “Entiendo que quieras ayudarme. No tengo ningún problema en adoptar un niño, pero nuestro médico nos dice que lo vamos a conseguir. Dime que aguante, que siga por este camino”.

En Mayo 2006 conseguí ovular lo suficiente y me hice la segunda In Vitro, pero me bajó la regla antes de la prueba. Los cuatro embriones que quedaban se bloquearon y no llegamos a poder congelar ninguno.

Nuestra desesperación en ese momento es tan grande, estamos quemados, tenemos la sensación de que nos están sacando la pasta.

A finales de Julio, empezamos el último tratamiento para intentar conseguir la tercera In Vitro. Le dijimos a nuestro médico que no podíamos más, si no salía bien, nos tomaríamos un tiempo.
Es agosto, de vacaciones, nos quedamos en Valencia. Nos encontrábamos tranquilos y conseguí ovular lo suficiente, bien. Decidí entrar en un estudio clínico sobre la hiperestimulación ovárica. Empecé a tomar una medicación justo la noche de antes de la punción. A las dos de la mañana me levanté al baño y tuve un desmayo, sufriendo un fuerte golpe, contra el lavabo, en la nariz y en la cara.

Entonces pensé que si me había pasado eso, era para no olvidarlo nunca jamás, “me voy a quedar embarazada en este ciclo”, no puedo evitar emocionarme al describirlo. El 9 de Agosto me transfirieron dos embriones y congelaron otros dos, muy bien.

El 20 de Agosto me hice la prueba de embarazo, POSITIVO.

Lloré desconsolada como una niña pequeña, que felicidad. “¡Lo hemos conseguido!”.

Fui a la semana siguiente a hacerme la ecografía, y cual fue nuestra sorpresa… ¡Estábamos embarazados de dos! Qué pasada. Nunca me lo hubiera podido imaginar, dos. Volví a llorar desconsolada, no podía pedir más. A los ocho meses nacieron dos preciosas niñas, Carla y Aitana. ¡Somos tan felices!

No descartamos la posibilidad de tener más hijos. La naturaleza nos ha puesto trabas…pues familia numerosa.

Cuando las niñas cumplieron 2 años decidimos darle una oportunidad a los dos embriones que nos quedaban, tras la descongelación sobrevivió uno. Me lo puse el 16 de noviembre de 2009. Estábamos tranquilos porque nos lo habíamos llevado a casita. Nuestra sorpresa fue extraordinaria cuando el resultado fue positivo. A los 8 meses nació IKER. ¡¡¡Qué pasadaaaaa!!!

Nunca podré terminar de agradecer al IVI todo lo que ha hecho por esta familia. Para nosotros existe Dios y el IVI.

Recordad:

Todo llega. Confiad en vuestro médico, si no confiáis, cambiad. Celebrad cada paso conseguido Disfrutad de la vida, ya vais a tener tiempo de no descansar cuando seáis padres, os lo digo yo. Tened cuidado con lo que deseáis con mucha intensidad, porque se cumple.

Nos vemos en el parque,”

Mariola

 

Solicita información sin compromiso:

6 comentarios

  • Laura says:

    Pues mira yo llevo 4 FIV con 6 punciones en total. Y ahora ovodonación: 1ª trasferencia bioquímico y 2ª trasferencia negativa. Quedan 2 embriones… q mas nos pasará…
    Creo q hay gente que nunca lo conseguimos pero eso no vende. Vende la esperanza, y cada intento es un boleto de lotería q ni ellos saben si te va a tocar ni saben porque no toca.
    Suerte y no muráis en el intento. La vida es mas que tener hijos.

  • sonia says:

    hola pues mi caso es algo dificil porque no sabemos motivos para que nos este pasando esto.yo 27años el 26
    1 hija en común de forma natural.
    llevamos ya 3 años y el segundo no viene…2 inseminaciones y 1 invitro y nada el positivo no aparece.
    esperma perfecto,trompas y utero tambien bien,baja reserva ovarica es el motivo que nos dan para que no llegue al embarazo

  • Yolanda says:

    Hola.Llevo con la ligadura de trompas 17 ańos y 2 hijos.
    Ahora por circunstancias de la vida quiero ser de nuevo mamá;sin olvidar que tengo ya 43 ańos.
    Tengo un DIU mirena( que lo he cambiado cada 5 ańos y este es el tercero),para controlar las hemorragias que tenía.
    Como pido la primera cita?
    Estoy pegada y nerviosa.
    Gracias.

    • IVI says:

      Hola Yolanda, para pedir una primera cita en una clínica de España es llamando al teléfono gratuito 900847300 o bien rellenando este formulario y nuestros compañeros se pondrán en contacto contigo. Deseamos que vaya todo muy bien

  • Veri says:

    Tengo ligadura de trompas y mañana es nuestra primera visita

  • Magdalena says:

    Estoy en ese proceso y tengo mucho miedo, Tengo 30 años y tres perdidas naturalmente, ahora me van a hacer el procedimiento de la inceminacion invtro, nunca me lo avía echo y ese es mi miedo perder mi embarazo o que no se logre también tengo ipotiroidismo pero gracias a dios estoy controlada ,

    Gracias a dios que lo lograste
    MUCHAS BENDICIONES !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up