19 febrero 2015

¿Cómo afrontar un embarazo de gemelos?

Embarazo de gemelos o mellizos

Durante las primeras semanas de embarazo parecía un solo bebé, pero… De repente, en la consulta del ginecólogo, se oyen los latidos de dos corazoncitos que bailan al ritmo del mismo son. ¿Cómo? ¿Dos? Y es este el momento en el que la pareja debe comenzar a asimilar la situación.

Estar embarazada de gemelos o mellizos puede alterar radicalmente los planes de cualquier pareja. Incredulidad, negación, sorpresa, temor…, son algunas de las sensaciones habituales al conocer la noticia. Sin embargo, en ningún caso los futuros papás deben sentirse culpables por tener estos sentimientos encontrados. Una pareja que se prepara para tener dos bebés a la vez sabe que tiene por delante un proceso difícil, tanto desde el punto de vista de todo aquello que rodea al embarazo, ya que tiene mayor riesgo y casi siempre termina en un parto prematuro programado y por cesárea, como por la necesidad de reorganizar el espacio del que se dispone, el tiempo y la logística familiar.

Embarazos múltiples, petición común en pacientes de reproducción asistida

“Sabemos que la mayor parte de embarazos son deseados, sin embargo, cuando se trata de un embarazo espontáneo, aunque siempre puede haber una sospecha, normalmente, no se desea tener esta situación, sino que viene de golpe y a menudo puede asustar en el momento en que se recibe la noticia. Al contrario, cuando se trata de una pareja que llega al embarazo a través de un tratamiento de reproducción asistida, la situación es completamente inversa, ya que hay un gran número de pacientes que manifiestan el deseo de tener un embarazo múltiple, algo que supone la solución más rápida, aunque no sea la más segura”, explica Mª del Mar Tirado, psicóloga de IVI Sevilla.

A algunas parejas, sobre todo las que recurren a la reproducción asistida para cumplir su sueño de ser padres, les hace ilusión la idea de estar embarazadas de gemelos o mellizos. “Hay un gran número de parejas que, frente al consejo que se les ofrece por parte del equipo médico sobre la transferencia de un único embrión, siguen optando por la transferencia de dos. Esto no significa que las posibles dificultades que se encuentren en la crianza de los bebés sean diferentes a las que afrontan las parejas que han pasado por un embarazo natural, pero sí que se considera que, tanto la forma de vivirlas, como la sorpresa ante su conocimiento y la adaptación a la nueva situación familiar que se va a crear, son bien distintas”, comenta la psicóloga.

¿Cómo afrontan las parejas la llegada de dos nuevos bebés a la familia?

Mª del Mar Tirado explica que: “Por lo general, los padres de gemelos son mucho más participativos en la lactancia y en los cuidados cotidianos de los bebés. En estos casos, no se produce la tendencia de muchas madres primerizas de excluir al padre del vínculo materno filial durante las primeras semanas de vida del bebé. La capacidad de la madre para pedir ayuda es la principal característica que marca la diferencia. Ante la noticia del embarazo múltiple, la pareja debe asumir que necesitará ayuda y es muy importante que aprenda a pedirla para así facilitar su adaptación a la situación”.

También, aumentar las redes de apoyo y contención de la pareja, familiares o amigos, y prepararse de manera saludable, harán este camino mucho más fácil.

¿Cómo deben enfocar los padres de mellizos o gemelos la educación de sus hijos?

Llegada cierta edad, normalmente entre los 2 y los 3 años, aparecen sentimientos de competitividad y rivalidad ente los gemelos o mellizos, emociones por otra parte normales entre todos los hermanos. Los niños compiten por todo: llegar antes a la puerta de casa, ser el primero en terminar de comer, vestirse… Y, claro está, compiten también por el cariño y los cuidados de sus padres. Al tener la misma edad, llegan también en el mismo momento a esta etapa de la rivalidad y la competencia, con lo cual, es posible que ésta llegue a agudizarse.

“En este sentido”, aclara la psicóloga, “es importante que los padres procuren evitar las comparaciones entre ellos, cada uno tiene un ritmo diferente y debe ser respetado y que, en la medida de lo posible, cada uno encuentre sus pequeños ratitos de exclusividad con papá y/o mamá. En este contexto, la máxima “divide y vencerás” puede sernos de gran ayuda para que el niño sienta que no tiene que competir con nadie para obtener nuestra atención. Reservar un tiempo para hacer algo especial con cada uno de los niños les ayudará a sentirse valorados y disminuirá el nivel de competitividad por la atención de los padres”.

10 consejos para papás primerizos de gemelos y mellizos:

  1. Tratarles de forma individual y no como una unidad (“los gemelos/mellizos”).
  2. Ayudarles a expresarse y validar sus sentimientos.
  3. Enseñarles a cooperar entre ellos, fomentar la empatía y a ponerse en la perspectiva del otro.
  4. Reconocer los esfuerzos que hacen.
  5. Introducir normas básicas que les ayuden a resolver sus propias disputas.
  6. Reforzar el papel del padre si la rivalidad se agudizara cuando intentan captar la atención de la madre.
  7. Evitar las etiquetas.
  8. Reforzar el vínculo que les une y aprender a disfrutarlo.
  9. Fomentar los intereses individuales y tener algunos juguetes propios.
  10. Potenciar las experiencias comunes.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up