La historia de Juan Carlos y Laura

La historia de Juan Carlos y Laura

Historias reales
Clínica IVI Sevilla

Clínica IVI Sevilla

Hoy en día, gracias al diagnóstico precoz, la mayoría de los procesos oncológicos tienen curación. En este sentido es importante que los pacientes conozcan las posibilidades que tienen para preservar su fertilidad.

Juan Carlos fue diagnosticado con la enfermedad de Crohn. Afortunadamente, la mayoría de los procesos oncológicos tienen solución hoy en día, cuando el diagnóstico se realiza a tiempo. Además, los últimos avances en reproducción asistida permiten la preserva de la fertilidad en personas diagnosticadas de cáncer, tanto hombres como mujeres. Con esto se les abre una puerta de esperanza a los pacientes oncológicos, para poder planificar el formar o ampliar la familia, una vez superada la enfermedad. Esta necesidad surge a raíz de que los métodos para tratar el cáncer, como la quimio o la radioterapia, pueden incidir negativamente en la fertilidad del paciente.

El hecho de poder superar estos dos obstáculos, la enfermedad y conseguir ser madre o padre después de un cáncer, es el mejor de los finales para la persona o la pareja, pero también para el equipo de IVI, tal y como nos cuenta el Dr. Manuel Fernández, director de la clínica IVI Sevilla.

Juan Carlos y el resto de pacientes que vienen a nuestras clínicas para preservar la fertilidad por motivos oncológicos son el perfecto ejemplo de superación y de reponerse a los golpes que nos da la vida. Si algo ha tenido siempre claro nuestro protagonista, desde hace mucho tiempo, es el hecho de querer ser padre, junto con su mujer Laura. No hay nada que le pueda impedir conseguirlo, ni siquiera un cáncer, y no habrá nada tampoco que pueda ocupar el lugar destinado a los hijos que tendrán en común. Por eso ha luchado con todas sus fuerzas y con el apoyo incondicional de su mujer, para formar juntos una familia.

Juan Carlos y Laura han conseguido superar una de las pruebas que les ha puesto la vida en su camino. Van a ser padres de dos pequeños, dos maravillosos motivos por los que ‘ganar la guerra’, como relata el futuro papá. Esos niños aún no lo saben, pero en casa tendrán el mejor ejemplo de superación, de lucha y de no rendirse jamás. Y para los felices futuros padres, sus pequeños serán la viva imagen de los sueños cumplidos, de ir a por aquello que tanto deseas. No nos cabe duda de que Juan Carlos y Laura van a ser unos padres maravillosos y que van a formar, además de la familia que tanto anhelaban, en súper equipo de 4 que va a poder con todo.



Volver arribaarrow_drop_up