Preserva tu Fertilidad

Si quieres decidir sobre tu maternidad más adelante, preserva ahora.

La fertilidad de la mujer es limitada y a partir de los 35 años desciende de forma muy marcada, tanto en número como en calidad de los óvulos. Es un proceso biológico sobre el que, actualmente, no podemos actuar.

Sin embargo, la realidad es que hoy en día las mujeres retrasan cada vez más la maternidad por motivos personales, sociales o laborales por lo que la preservación supone una oportunidad para el futuro.

 Si una mujer decide preservar o congelar sus óvulos cuando estos son “jóvenes”, en el momento en el que decida que desea tener un bebé podrá utilizar estos óvulos y así tener las mismas probabilidades de embarazo que hubiera tenido en el momento de la preservación.

Hasta 12 meses sin intereses ni comisiones.

 

Solicita más información sin compromiso

Llámanos gratis al 900 922 312
Otros países: +34 960 451 185

O Rellena tus datos y nosotros te llamamos

IVI trata su base de datos de forma confidencial y no la comparte con otras empresas.

Enviando
Gracias por contactarnos

Preservación de la Fertilidad

¿En qué casos está indicada?

Mujeres que desean postergar su maternidad. El mejor momento para preservar la fertilidad sin indicación médica es antes de los 35 años. Más allá de los 38 años aunque se puede realizar, no es lo ideal, pues la calidad de los óvulos ya no será tan buena, lo que disminuye las probabilidades de un embarazo futuro.

Tasas de éxito

Gracias a la técnica específica de congelación de óvulos que se conoce como vitrificación, somos capaces de mantener sus propiedades intactas hasta el momento de su descongelación, con unas tasas de supervivencia muy elevadas. Actualmente esta tasa se halla en torno al 95% en pacientes jóvenes (<35 años), muy superior a la de las técnicas de congelación convencionales. Estos pueden mantenerse congelados durante el período deseado, no existe una limitación de tiempo.

Además, la vitrificación no afecta negativamente a las tasas de éxito de los tratamientos reproductivos, ya que los gametos mantienen la misma calidad que la que tenían en el momento en que se conservaron. Las tasas de éxito logradas con óvulos previamente vitrificados son similares a las obtenidas con óvulos en fresco, es decir, que no han pasado por un proceso de congelación y descongelación.

86%

18 – 24 años

Mejor edad para procrear desde un punto de vista físico.

80%

25 – 30 años

Altas posibilidades de quedar embarazada sin ayuda.

65%

31 – 35 años

La producción de óvulos de calidad empieza a decaer.

45%

36 – 40 años

Baja fertilidad. Alto riesgo de alteraciones cromosómicas en los óvulos.

5%

41 – 45 años

Escasa fertilidad. El cuerpo de la mujer se prepara para la menopausia

¿En qué consiste la preservación de la fertilidad?

Infografía Preserva Infografía Preserva

Primera visita

Durante la primera consulta en la clínica IVI escogida, su especialista en fertilidad le realizará un estudio ginecológico completo y le explicará los diferentes pasos del tratamiento de preservación de la fertilidad. En la segunda visita, ya con los resultados de analíticas previamente solicitadas y el estudio completo hecho, se pautará el tratamiento a seguir.

Estimulación ovárica

Inicio del tratamiento: estimulación ovárica

Punción

Punción
Vitrificación

Vitrificación de ovocitos

play_arrow https://img.youtube.com/vi/p2aLCqmSw2s/0.jpg

Solicita información sin compromiso

Financiamos el 100% de tu tratamiento
Volver arribaarrow_drop_up