21 marzo 2013

IVI presenta a Vanessa y a su hijo Leo, el primer niño de preservación de la fertilidad tras cáncer hematológico materno

• La paciente vitrificó 4 óvulos para ser madre después del cáncer
• 370 mujeres han preservado su fertilidad en los últimos 5 años por motivos oncológicos
GRAN CANARIA, 21 DE MARZO DE 2013
Vanessa, una canaria de 36 años, es la segunda mujer española que consigue ser madre gracias a la vitrificación de óvulos previa a un tratamiento oncológico al que se vio abocada tras el diagnóstico de un Linfoma no Hodgkin (LNH) -un cáncer hematológico-, en plena etapa reproductiva. Para IVI es el primer nacimiento del programa de preservación de la fertilidad –gratuito para pacientes oncológicos- desde su puesta en marcha en 2007.
La paciente acudió a IVI en el año 2010 tras conocer el diagnóstico de su enfermedad para vitrificar sus óvulos. En febrero de 2012, una vez recuperada y con el alta médica, volvió a la clínica para realizar un tratamiento de fecundación in vitro con los cuatro óvulos que se preservaron y nueve meses después nacería Leo, tras un parto natural y con un peso de 3.440 gramos.
“Para IVI es un orgullo presentar el primer caso de éxito de este programa de Preservación de Fertilidad que lideramos desde 2007 y que ofrecemos de manera gratuita a todos los hombres y mujeres que desgraciadamente tienen que pasar por un episodio como éste en plena etapa reproductiva”, comenta el doctor Javier Domingo, director de IVI Las Palmas y uno de los ginecólogos de Vanessa.
“Estamos profundamente agradecidos a IVI y a todos los doctores que han hecho posible que mi marido y yo hayamos formado una familia a pesar de mi enfermedad. Además, me gustaría decirle a todas las personas que pasan en estos momentos por lo que yo he pasado, que merece la pena mirar hacia adelante y hacer planes de futuro como el de ser padres, porque te ayuda a superar la enfermedad y hace que la lucha sea aún más importante”, ha manifestado la paciente.
5 años preservando la fertilidad por cáncer y por motivos sociales
Desde que IVI introdujo por primera vez en España la vitrificación de óvulos en 2007, 370 mujeres han preservado su fertilidad por motivos oncológicos en alguna de las clínicas del Grupo. La edad media de estas mujeres es de 32 años y todas coinciden en que saber que podrán ser madres en un futuro les ayuda a afrontar la enfermedad con esperanza.
“El cáncer de mama ha sido, con un 67%, la enfermedad más frecuente entre nuestras pacientes, seguida del Linfoma de Hodgkin y el de no Hodgkin” explica el doctor Domingo. De las más de 500 mujeres que consultaron su caso con nosotros, 370 vitrificaron sus óvulos antes del tratamiento oncológico, 24 optaron por la congelación de corteza ovárica y el resto decidió no preservar su fertilidad.
La preservación de la fertilidad por motivos sociales es otro gran avance que ha permitido la vitrificación. Alrededor de 600 mujeres han guardado sus óvulos en los últimos cinco años en el banco de IVI con la idea de ser madres en el futuro sin que la edad pueda afectarles. La edad media de este grupo de preservación por motivos sociales se ha situado en 36,7 años.
“Alrededor de una treintena de estas mujeres han vuelto a nuestras clínicas para quedar embarazadas con los óvulos que preservaron un día, resguardándolos así del paso del tiempo, y cinco de ellas a día de hoy ya son madres”, informa el doctor Domingo.
Cuando nacieron en 2007 Francisco y Lucía, los primeros niños españoles de óvulos vitrificados, IVI demostró por primera vez en España que la preservación de la fertilidad era posible ya que hasta entonces la supervivencia de los gametos a la congelación tradicional era muy baja y los tratamientos de reproducción asistida solo podían hacerse con óvulos “en fresco”.
Ser padres después del cáncer
En el caso de varones, la opción más adecuada para poder ser padre después del cáncer es la criopreservación de una muestra de semen antes del tratamiento, de no hacerlo, las posibilidades de una recuperación espermática normal no superan el 20-30%. Más de 300 varones han depositado una muestra en alguna de las clínicas IVI.
En España, el cáncer afecta a una de cada diez mujeres, y de ellas una de cada diez se diagnostica en edad fértil. Se estima que el 42% de las niñas o mujeres jóvenes que reciben quimioterapia o radioterapia sufre una disminución de la función ovárica o su anulación, quedando estériles.
Las mujeres disponen de varias posibilidades para poder tener hijos en un futuro. Una de ellas es la vitrificación de sus óvulos y otra la congelación de tejido ovárico.
En la técnica de la vitrificación, tras una estimulación ovárica, se extraen los óvulos maduros y se guardan vitrificados para descongelarlos cuando superado el cáncer se desee ser madre a través de un tratamiento de reproducción asistida. Esta técnica se realiza en todos los centros IVI de forma totalmente gratuita a las pacientes con cáncer.
El Plan para la Preservación de la Fertilidad en pacientes oncológicos se puso en marcha en 2007 y cuenta con la colaboración de la compañía Merck Serono.
Existe un teléfono gratuito (900 852 100) para que todas aquellas personas a las que se les detecte un cáncer y quieran ser padres en un futuro cuenten con toda la información necesaria para acceder al Programa para preservar la fertilidad.

CONTACTO DE PRENSA

  • Dori Argente
  • Mar González
  • Lucía Renau
  • Susana Remohí
  • Javier Ybarra
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: 963 17 36 10 - 655 840 535
  • Calle Colón, 1 - 46004 (Valencia)

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Septiembre 2019

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up