La historia de Marta y Carlos

La historia de Marta y Carlos

Historias reales

Nuestras consultas están llenas de historias. Algunas nos emocionan, otras nos llenan de orgullo y nos enseñan que la persistencia siempre tiene su recompensa. Nuestros pacientes son nuestro verdadero motivo para mejorar cada día, para investigar, para superarnos…

Marta y Carlos son un ejemplo de valentía, de superación, de nunca tirar la toalla. Hoy han querido contar una bonita historia a sus pequeños Pablo y María. Este es el relato de cómo llegaron nuestros mini protagonistas al mundo. De cómo el deseo por sus padres de formar una familia se fue convirtiendo en una búsqueda llena de incertidumbre, miedos y tristeza, al no saber por qué no lo conseguían. Por suerte, los que ahora son padrinos de Pablo y María tenían una buena noticia que darle a Marta y Carlos: IVI había llegado a Málaga, dispuestos a ayudarles a hacer realidad aquello que tanto deseaban. Llegaron a nuestra clínica casi sin ánimos ni fuerza, las justas para intentarlo una vez más. Pero, después de conocer a los profesionales de IVI Málaga sintieron que, por fin, iba a salir bien. Esto supuso para Carlos y Marta una recarga de energía y confianza, para afrontar un tratamiento médico pero que estuvo acompañado en todo momento por el cariño de nuestro equipo. Y no iban desencaminados en sus sensaciones porque, esta vez sí, ¡estaban embarazados!

Así es como empezó la aventura más emocionante de sus vidas y sus vidas ya habían cambiado. Pero, eso no fue todo, porque unos días después todas esas sensaciones se multiplicaron por dos: ¡mellizos! La vida se fue abriendo paso y creciendo en el interior de Marta, a la vez que el amor de los futuros papás comenzaba a desbordarse. Fueron tantas las ganas de conocer a sus padres, que María y Pablo nacieron antes de lo previsto. Pero perfectamente sanos, por lo que en unos días ya pudieron irse los 4 a casa e iniciar su nueva vida como familia.

Esta historia no tuvo un camino fácil en su inicio, con obstáculos que Marta y Carlos tuvieron que superar, pero que ahora recuerdan con una sonrisa en la cara porque consiguieron aquello que tanto deseaban. Y ahora todo sigue siendo alegría junto a sus pequeños: las primeras sonrisas, el primer diente, las primeras palabras o cuándo empezaron a andar… Pero también los llantos o las noches sin dormir. Todo se multiplica por dos y todo esto que Marta y Carlos están experimentando como padres hace que todo el duro proceso haya valido la pena. Claro está que el camino ahora tampoco es el más fácil siendo papás de mellizos, pero es mucho mayor lo positivo que reciben.

María y Pablo, papá y mamá os dan las gracias por haber llegado a sus vidas para completarlas y colmarlas de felicidad. Y desde IVI les damos las gracias a ellos por la lección de superación y fuerza que nos han enseñado.



Volver arribaarrow_drop_up