Por fin lo conseguimos

Por fin lo conseguimos

Historias reales
Clínica IVI Valencia

Clínica IVI Valencia

“Fue en el segundo intento. Para nosotros IVI era sinónimo de precios elevados y, por ello, nos inclinamos primero por otra clínica. Esa nos salió cara, pese a ser el presupuesto económico. Resultó que al final el IVA no estaba incluido, diciendo incluso que estos tratamientos estaban exentos. Al final no conseguimos el embarazo y decidimos dar una oportunidad a IVI. Desde el principio todo bien explicado: los pros, los contras, los precios con lo que incluía y lo que no. En fin, una empresa seria y responsable que se hace cargo de la ilusión con la que llegan las parejas. No tengo ni un ‘pero’ para ellos.

El Prof. Remohí, la Dra. Estefanía y todo el personal se portaron excelente. Tanto que, después de tener nuestro bebé, hemos decidido repetir y estamos reviviendo la experiencia positiva. Esta segunda vez de momento va bien, el saquito en su sitio y en 10 días a escuchar el latido. Mi moraleja es que nunca hay que juzgar sin antes conocer. Gracias a todo el equipo de IVI Valencia.”

Mamá x2 gracias a IVI Valencia

Cada uno de vosotros, de vosotras, nos deja una preciosa historia con la que, aun habiendo pasado el tiempo, nos emocionamos. Y es que cada uno de nuestros pacientes es especial por algún motivo. Por todo el camino que llevan recorrido hasta que llega una de las clínicas IVI. O por toda la fuerza mental que demuestran y que hace que ningún obstáculo les impida llegar a la meta. Por la resiliencia, por las ganas y por no rendirse hasta que el sueño es una realidad.

De la misma forma que a nosotros nos encanta leeros, estamos seguros de que estas historias sirven de ayuda para futuras pacientes. Mujeres que leen a otras mujeres que ya han pasado por lo mismo que les preocupa a ellas. Porque de esta forma no se van a sentir solas en este proceso que van a comenzar y van a comprobar que sí, que en IVI nace la vida. Que los sueños se hacen realidad. Y a pesar de que la reproducción asistida es un proceso complejo, con los sentimientos y las dudas a flor de piel… La meta merece el esfuerzo. Merece pasar por algunos momentos duros, porque al final los buenos serán más y mejores. Porque cuando nuestras pacientes echan la vista atrás al contarnos historias como esta, nada es más importante que la alegría de tener a tu bebé en brazos. Y a veces, como en el caso de nuestra paciente, hasta se animan a repetir para ampliar la familia.



Volver arribaarrow_drop_up