Los sueños se cumplen

Los sueños se cumplen

Historias reales
Clínica IVI Bilbao

Clínica IVI Bilbao

“Somos una pareja de Asturias y gracias a IVI Bilbao tenemos a nuestra pequeña Jimena. No ha sido un camino fácil, ya que después de 18 meses intentándolo nos hicieron pruebas en la Seguridad Social. Nos diagnosticaron bajo recuento de esperma y nos apuntaron en la lista de espera. Pero, inmediatamente, contactamos con IVI para iniciar un tratamiento, en el que conseguimos 3 embriones, que transferimos de uno en uno. Sin éxito en los dos primeros, pero el tercero con un positivo que en la semana 9 se perdió. A la vez yo cambié de trabajo, por lo que nos tomamos un año de descanso. Nos llamaron de la Seguridad Social y también lo intentamos, sin éxito. Esa experiencia nos sirvió para valorar muchísimo más IVI y saber que serían ellos quienes nos ayudarían.

En enero de este año volvimos a IVI y nos atendió el doctor Marcos Ferrando, nuestro ángel particular. Nos explicó el ‘protocolo japonés’ y nos habló con tanta esperanza que había que intentarlo. Después de dos meses de preparativos hicimos un nuevo tratamiento y, cuando llegó el día de la transferencia, solo había un embrión para transferir. Esto nos entristeció mucho, pero, otra vez, el Dr. Ferrando tuvo las palabras exactas para animarnos, que nunca olvidaremos. Nos dijo que con uno bastaba, mirándonos a los ojos y con convicción. Nos fuimos a quirófano tranquilos e ilusionados y, después de 12 días, obtuvimos nuestro positivo ¡y empezaron los mejores meses de nuestra vida!

Lo que quiero destacar es la humanidad y empatía de todo el personal de IVI. Tienen las mejores técnicas, pero estoy segura de que el trato personal es su mejor herramienta. Por eso estaremos eternamente agradecidos. Han estado pendientes en cada paso, han tenido palabras de ánimo y de consuelo en los momentos difíciles. Nosotros hemos pasado por 4 tratamientos con 7 transferencias y un aborto. Viajes de 3 horas y media hasta la clínica, infinidad de pruebas… Pero, al final, ver a nuestra pequeña hace que todo merezca la pena y que hayamos vivido el embarazo, el parto y ahora la paternidad como un milagro por el que damos las gracias cada día, con IVI muy presente en nuestros pensamientos. ¡Gracias de corazón!”

 

Los papás de Jimena

Como ocurre en otras ocasiones, Jimena crecerá teniendo en casa el mejor ejemplo de lucha, superación y fuerza de voluntad. Sin duda, esta familia de 3 puede estar orgullosa y feliz de tenerse unos a otros y haber formado este equipazo imparable.



Volver arribaarrow_drop_up