La importancia de estar en buenas manos

La importancia de estar en buenas manos

Historias reales
Clínica IVI Valencia

Clínica IVI Valencia

“Tras más de dos años y medio en unas manos equivocadas, que no supieron manejar mi grave endometriosis, tomamos la mejor decisión de nuestras vidas y viajamos a Valencia. Gracias al excelente trabajo y la gran profesionalidad del Dr. Bellver y todo el equipo de IVI Valencia, conseguimos nuestro sueño en tan solo 6 meses, en el primer intento de FIV tras dos estimulaciones ováricas.

Solo quienes pasamos por ello sabemos lo duro que puede llegar a ser… Pero el estar en buenas manos, junto a la poderosa fuerza de un sentimiento tan profundo, como el deseo de ser madre, hacen que al final puedas con todo. Tratamientos, operaciones, largas esperas, decepciones, estresantes viajes… Al final TODO merece la pena e incluso eres capaz de recordarlo con emoción y cariño. Ánimo a todas esas valientes”.

Iván, Laura y nuestra pequeña valenciana… Sofía

Sin duda, las historias contadas en primera persona son las más emocionantes. Los papás de Sofía, a través de esta carta, nos dan una importante lección sobre cómo afrontar un tratamiento de reproducción asistida.

La endometriosis es una complicación a la que Laura tuvo que hacer frente desde el inicio. Como sabéis, la infertilidad es una complicación asociada a esta enfermedad. Si bien no tiene cura, siempre os animamos a conocer los síntomas y estar alerta para no confundirlos con algo habitual.

Pero, lo más importante en esta historia es que en IVI Valencia pudimos ayudar a los protagonistas de esta carta. Como siempre os decimos, nuestra razón de ser sois vosotros y vuestros sueños. Por ello, cuando Iván y Laura llegaron a nuestra clínica nos involucramos en su caso para que consiguieran aquello que tanto deseaban. Nosotros ponemos a vuestra disposición las técnicas y la experiencia en reproducción asistida, pero vuestra fuerza, determinación y resiliencia son fundamentales en este proceso. Un camino duro, difícil y al que muchas veces llegáis después de vivir demasiadas decepciones, pero que afrontáis con una fuerza que os sale de lo más profundo. Sin duda, cada uno de vosotros nos dejáis una lección y nos llenáis de ilusión y energía para seguir creando vida. Los protagonistas de esta historia acaban su carta diciendo que todos los esfuerzos y complicaciones del camino valieron la pena cuando tuvieron a su bebé en brazos. Para nosotros, todo cobra sentido cuando os vais felices de nuestras instalaciones y nos emocionamos aún más cuando volvéis para que conozcamos a vuestro pequeño/a.



Volver arribaarrow_drop_up