Juan, primer bebé incubado en el EmbryScope (EU,2015)

Juan, primer bebé incubado en el EmbryScope (EU,2015)

Historias reales

El EmbryoScope es un incubador cinematográfico que proporciona un registro de imágenes y vídeos de tu futuro bebé desde sus inicios biológicos. Esta pionera tecnología permite ver, a través de un monitor en tiempo real, la división celular del embrión, capturando de este modo instantes del inicio de la vida.

En esta nueva entrega de ‘Historias Reales’ los padres de Juan, Ana y David, son los encargados de relatarnos la forma tan especial en la que su bebé llegó al mundo gracias a IVI. Cada uno de nuestros pacientes tiene una historia diferente, pero todos ellos llevan ya mucho camino andado cuando llegan a una de nuestras clínicas. Caminos que, en la mayoría de ocasiones, han sido duros y con muchos obstáculos por medio. Es el caso de Ana y David, que tenían el firme deseo de formar una familia, pero, a pesar de hacer todo lo que estaba en sus manos, veían como el embarazo no llegaba. Fue por este motivo por el que acudieron a IVI para conseguir su sueño de ser padres. Tal y como relata Ana en este vídeo, el cariño y el apoyo que recibieron de parte de nuestros profesionales fue algo esencial para poder encarar el camino de la reproducción asistida con fuerzas renovadas. ‘Para mí el IVI lo es todo. Cuando vengo me siento como en casa y cada vez que entro por la puerta soy Ana’, añade la protagonista y mamá de Juan.

Como hemos dicho anteriormente, nuestros pacientes son sinónimo de lucha, de superación y de fuerza de voluntad. El camino de Juan y Ana en la medicina reproductiva empezó con tratamientos de inseminación artificial que fallaron. Pero entre las ganas de los futuros papás por serlo y la ayuda de los especialistas de IVI, seguimos recorriendo juntos este camino, ahora a través de la fecundación in vitro. Y de esta manera Ana y David se quedaron embarazados de Juan, el pequeño protagonista de esta historia. Se trata del primer bebé incubado en el EmbryoScope, una técnica de selección embrionaria de la que IVI fue colaborador para su desarrollo. A través de esta tecnología evitamos la manipulación del embrión fuera del incubador, lo que a su vez aumenta las posibilidades de embarazo. En este sentido, el uso del EmbryoScope en los tratamientos de reproducción asistida aumenta la tasa un 20% en embarazos.

Pero historia no acaba aquí, ya que Ana, David y Juan volvieron a IVI, a su casa… Y nació Samuel.



Volver arribaarrow_drop_up