La historia de María Pujol

La historia de María Pujol

Historias reales

Mujeres valientes, mujeres decididas, mujeres luchadoras… Mujeres que quieren tener el poder de decidir. María es todo un ejemplo. Una mujer que supera retos a diario, acostumbrada a superar sus propias marcas personales y que tiene claro que quiere ser madre. María decidió preservar porque ve como el tiempo va pasando, pero en este momento su prioridad no es ser madre. Pero sabe que a medida que pase el tiempo, este juega en su contra, y tendrá menos posibilidades de lograrlo en el futuro. Es por esto por lo que decidió optar por la preserva de la fertilidad, una técnica que, en palabras de nuestra protagonista, le ha resultado más sencilla de lo que esperaba.

Además, el Dr. Manuel Fernández, director de IVI Sevilla, también nos cuenta en este vídeo cómo incide en el deseo de formar una familia y en la planificación de la maternidad el hecho de que la sociedad haya evolucionado tanto en los últimos tiempos. Esto se refleja a través de la incorporación de las mujeres al mercado laboral y su presencia en puestos directivos. Afortunadamente esta es la realidad hoy en día, pero el reloj biológico de la fertilidad femenina no va al mismo ritmo. En torno a los 35 años empieza a descender el número y la calidad de los ovocitos.

Maria Pujol es deportista de élite y ha decido parar su cronómetro biológico. Haciéndolo público a través de este vídeo ayuda a concienciar sobre la importancia que tiene la preserva de la fertilidad para muchas mujeres. Porque ser madre y desarrollar tu carrera profesional ya no debe estar reñido, pero esto aún provoca muchas dudas y miedos. La buena noticia es que la medicina reproductiva ha avanzado tanto en los últimos años que ofrece una gran solución para todas las mujeres que se encuentran en esta tesitura.

El tratamiento de preservación de la fertilidad ofrece la posibilidad a las mujeres de detener su reloj biológico, preservando sus óvulos hasta que decidan que es el momento adecuado en su vida para buscar el embarazo. Consiste en la obtención y conservación de los óvulos para su uso futuro, y así decidir el momento adecuado para tener un bebé. Esta conservación se realiza a través de la técnica de la vitrificación, una forma revolucionaria de criopreservación a -196oC que permite mantener intactas las características de los óvulos del momento en el que se realizó la preservación.



Volver arribaarrow_drop_up