DIA DEL ABUELO

DIA DEL ABUELO

Historias reales

Para conmemorar este día, IVI ha recogido el testimonio de uno de sus primeros pacientes hace más de 25 años: Antonio Esquerro es el abuelo de IVI.

La historia de Antonio comienza como la de todos nuestros pacientes: con la ilusión y el deseo, desde hace años, de tener un bebé. Después de intentarlo durante un tiempo sin éxito, optaron por recurrir a lo que hace 25 años era una novedad: la medicina reproductiva. Pero no lo dudaron ni un momento y desde el principio confiaron en nuestro equipo al 100%. A lo largo de nuestra historia, en nuestras clínicas han cambiado y evolucionado muchas cosas. Pero si hay algo que en más de 25 años de experiencia sigue intacto en nosotros es el trato a los pacientes, cómo nuestros profesionales se involucran al 100% en cada proceso y sienten la ilusión de los futuros papás como propia. Tal y como lo relata Antonio en este vídeo, la confianza depositada en nuestro equipo se vio compensada y reforzada con el trato que recibieron. ‘Nunca nos dijeron que no había posibilidades ni nos quitaron la ilusión de ser padres’. Posiblemente esta sea una de las frases que mejor nos define. Y ninguno nos dimos por vencidos hasta que lo conseguimos y, como se suele decir, a la tercera fue la vencida. Y de esta manera, la ilusión de Antonio y su mujer por ser padres… Se triplicó. Vinieron 3: dos chicas y un chico. Y Antonio, 25 años después, nos lo cuenta con la sonrisa amplia y el brillo en los ojos. Pero lo más importante de todo es que los 3 vinieron sanos y perfectos (además de preciosos y muy buena gente, como añade su padre, que no puede estar más orgulloso).

Pero el tiempo pasa y Antonio ya es abuelo, y cuando nos lo cuenta la sonrisa se le hace aún más grande. Sin duda, no hay mejor testimonio que el de Antonio para celebrar el ‘día del abuelo’. Su historia es la perfecta demostración de amor incondicional por unos hijos de lo más deseados. Testimonios como el de Antonio nos hacen sentir que formamos parte de cada una de las familias que ayudamos a crear en nuestras clínicas. Nos encanta que vengáis a rememorar vuestra historia con nosotros. Porque, con la perspectiva que da el tiempo, los baches y los obstáculos que se presentan en un tratamiento de reproducción asistida se olvidan y todo es felicidad y sonrisas cuando compruebas que has podido y miras a tu bebé entre tus brazos. Y, en el caso de Antonio, cuando mira a sus hijos y a sus nietos.

 



Volver arribaarrow_drop_up