“Me emociona pensar que estoy ayudando a otras mujeres”

“Me emociona pensar que estoy ayudando a otras mujeres”

Conversaciones

Este es el sentimiento de muchas mujeres que han decidido dar el paso de ser donantes de óvulos. Un hecho, un gesto, que a ellas les supone un esfuerzo físico mínimo pero una gran satisfacción personal al pensar que con su generosidad están permitiendo que otras mujeres puedan ver cumplido su sueño de ser madres. Mayor aún es la alegría de las receptoras. Mujeres que tienen que pasar por un largo y duro camino para buscar la maternidad y que, al final, después de ver que no lo consiguen, tienen una última esperanza de lograrlo gracias a la ovodonación. Tan fácil y tan complicado a la vez, tan bonito, como mujeres ayudando a mujeres.
Estas son las historias de mujeres como Patricia, paciente IVI de donación de óvulos, y Lourdes, mamá gracias a una ovodonación, que en este Conversaciones IVI nos cuentan su experiencia en el camino de la donación de óvulos, que cada una recorre en una dirección pero en el que ambas sonríen al llegar a la meta.



Volver arribaarrow_drop_up